------------------------------------------------------------------------------------------

20/12/09

¿Hobbies obligados? No, gracias.

Cuando uno empieza algo con ilusión, cuando lo hace como entretenimiento, cuando le nace dedicar a ello unas horas de su día a día, todo va bien. Sin embargo, cuando se convierte en una obligación, o al menos esa es la sensación que se tiene, uno acaba por no encontrar el momento de hacerlo, por no ver nunca el hueco en la agenda necesario para dedicarse a ello.

Y eso es lo que me ha pasado con el blog. Siempre he escrito en él cuando me ha apetecido, y entraba con ilusión a todos y cada uno de los que tengo en mis fuentes y favoritos para leer los nuevos acontecimientos, pero ahora se me pasan los días sin haber podido entrar a leeros y me siento mal. Y si me siento mal es porque ya no es un hobbie, sino una obligación. Y, francamente, bastantes obligaciones tengo ya fuera de la red como para imponerme nuevas online. No. No voy a pasar por ahí.

Ahora mis días pasan volados con Xavi en casa, y no tengo tiempo ni de mirarme al espejo (que no es algo que hiciera antes frecuentemente, pero es un decir, you know). Quizá cuando Xavi vaya a la guardería o yo vuelva a trabajar, o cuando se eche novia/o y decida independizarse… no sé. No sé cuándo volverá el tiempo a mi vida, puede que mañana mismo, o nunca, pero lo que no puedo consentirme es verme obligada a seguir con esto.

Esto no es un hasta nunca, sino un hasta luego. Seguiré leyéndoos en la medida que me sea posible, y puede que no comente, pero estaré ahí. (A Xavi le encanta oírme leer, así que pensad bien lo que escribís, que le será leído en voz alta al churumbel :) y volveré. Ya he dicho que quizá sea mañana, o quizá dentro de un año, pero ahora, hoy, en este momento, no me siento capaz.

Os quiero. A todos. Gracias por haber estado conmigo durante todo este tiempo. ¡Nos vemos!

Salud,
Nür

10/12/09

Cosas y casos de la maternidad

Desde que soy madre (26 de Octubre 2009) y hasta el día de hoy, he sufrido algunos cambios físicos y fisiológicos:

- He perdido cerca de cuatro kilos
- Vuelvo a tener acné (?¿?¿)
- Estoy muy cansada a todas horas (y eso que Xavi nos deja dormir de tirón)
Y lo más curioso de todo, y cuyo motivo NO es el que cabría imaginar:
- No he olido las nubes* y, repito, NO, no estoy embarazada.

El lunes a primera hora tengo médico (por el acné, en realidad, ¡que me da rabia!), así que ya veremos si estos cambios son causas y consecuencias unos de otros, si no tienen nada que ver, o si es que, tal y como parece, vuelvo a ser adolescente :D

Salud,
Nür

*véase cualquiera de los vomitivos anuncios de compresas de unos años atrás (no sé si los de ahora son iguales, porque, afortunadamente, no tengo con qué verlos :D)

2/12/09

¡Cómo nos hemos puesto!

¿Por qué nadie habla de la primera papilla que le dio a su hijo o hija? ¿eh? ¿por qué? ¿por qué sé el color y la consistencia de las cagadas de los hijos de mis amigas, pero nadie me había advertido sobre a qué me tendría que enfrentar el día de la primera papilla?

Hoy ha sido ese día. Hemos hecho la fiesta de la papilla en casa, y Xavi Beruk ha tomado un platazo de papilla de cereales (sin gluten).

El ATS que me ha atendido – con el pediatra no tengo hora hasta dentro de una semana – me ha dicho que debía empezar ya mismo con las papillas de cereales (tenemos que llegar a las de verdura en menos de un mes porque vamos muy retrasados (normal, por otro lado, si no han querido visitar al churumbel en todo este tiempo… pero ese es otro tema que ya contaré, o no, más adelante, que me tiene bastante crispada). Y me ha advertido, también, que es algo que cuesta mucho, que al principio los niños ponen pegas, pero que con paciencia y una caña, se consigue.
Bien, pues hoy, en vez del biberón de las 4, nos hemos lanzado de cabeza al plato de papilla. Costarle, en el sentido de que encontrara algo raro en el sabor o la textura, no le ha costado en absoluto; ahora, eso sí, llegar a entender que la cuchara TIENE que salir de la boca para poder volver a llenarla… ¡ha sido un mundo! Y todavía no tengo claro si lo ha captado o no.
Pues sí. Xavi come como una lima, y en cuanto ve el biberón se pone de lo más nervioso, ¡ay de ti como intentes sacárselo – ni para respirar – antes que haya terminado!, y con la cuchara, ha sido igual. Ha abierto la boca, he metido la cuchara, he atrapado al vuelo la papilla que se le sale (¡hasta cinco veces!) mientras intenta tragar, y cuando he separado la cuchara de él para llevarla al plato y volver a llenarla… ¡se ha cabreado! Tanto es así, que luego cogía él la cuchara y hacía fuerza para que no la sacara de la boca; el pobre creo que se ha tocado hasta la campanilla, porque ponía una cara de angustia tremenda, jejeje.

Sin embargo, y a pesar de gruñir entre cucharada y cucharada, se ha comido el plato entero, sin soplar ni cosas de esas que dicen que hacen los niños al principio, y que desde entonces está durmiendo como un lirón (imagino que su estomaguito estará ahora digiriendo todo el tema).

En resumen, diré que la primera papilla de un bebé (o del mío, al menos) supone emplear cerca de 30 minutos en dársela, desarrollar al máximo tus habilidades motoras y reflejos para capturar las “churlitadas” de papilla que resbalan por la barbilla cada vez que hace el movimiento adecuado para tragar, gastar medio rollo de papel de cocina quitando la papilla esparcida por absolutamente todas partes, y, por último, pero no por ello lo menos importante, estar dispuesta a lavar después de cada asalto su babero, su camiseta, tu camisa, y, hasta al niño mismo.

Salud,
Nür

1/12/09

Diciembre

Antes de mi “crack” en la cadera, bailaba danza oriental, o danza del vientre, o belly dancing o como lo queráis llamar. La cursiva se debe a que, que aquello que yo hacía fuera bailar, es más que discutible.

El caso es que como ya dije, para la feria de noviembre (que este año ha sido este fin de semana pasado por agua) nos animamos algunas del grupo de danza, e hicimos un calendario… un “típico” calendario en el que yo era diciembre. Así, a petición de algunos en aquél post del 3 de febrero, y a modo de aclaración sobre lo que es un “típico” calendario, aquí os dejo a DICIEMBRE 2009

NurCalendar

Fotografía de Arturo Jover

El motivo por el que pedí al fotógrafo que fuera un contraluz es que trabajo en el mismo pueblito en el que vivo, y además de cara al público en una entidad por la que pasan todos y cada uno de los habitantes de la localidad; y, entendedme, no me apetecía enseñar cacho a cara descubierta.
De todas formas, a día de hoy, creo que todos saben que soy yo, pero no es lo mismo, no-es-lo-mis-mo.

Además, aprovechando la oportunidad, me hice un montón de fotos –sin contraluz - de las que luego me quedé algunas, y son una auténtica pasada.

Si alguien se anima, que me lo haga saber, que fue toda una experiencia, y volvería a repetir, ¡sin pensármelo dos veces!

Salud,
Nür

30/11/09

Guía para la vida. Capítulo V

Despegarse una uña no es divertido. Aunque pueda parecerlo. Y si lo sé es porque el sábado pasé cerca de una hora con una angustia terrible, un dolor insoportable, y un reguero de sangre saliendo de mi dedo meñique derecho.

La forma de despegar la uña fue bastante sencilla: pasando la bayeta por la encimera. Sí, así fue. En uno de mis ataques de limpieza compulsiva decidí sacar brillo a la encimera, y en eso estaba cuando, sin saber ni cómo ni por qué, mi dedo meñique se lanzó de cabeza contra la esquinita derecha de la base de la thermomix. ¡Ay! ¡mi thermomix! con lo que yo la quiero, y decide pagarme así.

Menos mal que Miq estaba en casa, porque nada como un “claro que te duele, ¿acaso no sabes que eso de despegar uñas lo usaban a modo de tortura?” para que una se sienta mejor. Ni ea, ea; ni cura sana, ni nada similar… y allí estaba yo, sin querer llorar (aunque los lagrimones de dolor caían por mi cara) y deseando terminar de recorrer los 10 metros de pasillo que me separaban de la habitación para dejarme caer en la cama y evitar el desmayo que veía se avecinaba.

Para no asustar al personal, aclararé que, afortunadamente, no se despegó del todo, y ni tan siquiera fue la uña entera. Así que ahora tengo un cuarto de uña (aprox) amoratado por la sangre; y aunque de vez en cuando me da un dolorcillo, sólo me acuerdo del “accidente” cuando escribo sobre teclado – como ahora – o cuando como mandarinas, la fruta actual de temporada, y que me pirra, para más inri. Ains, ¡qué cruz!

Salud,
Nür

25/11/09

Progresos

Aunque mi idea nunca fue la de ser la típica madre que sólo habla de su hijo como si en la vida no existiera nada más… empiezo a darme cuenta que quizá la típica madre sea típica, precisamente, porque es lo que a una le nace de dentro cuando tiene a un bombonet como Xavi Beruk en casa.

Este vídeo es del tercer día en casa… La segunda vez (la primera no tenía el móvil preparado para grabar) que Xavi se dio media vuelta sobre sí mismo.

Me hace muchísima gracia ver este mini vídeo porque le cuesta un mundo, al pobre, y ahora tendríais que verlo, que ni se lo piensa, y ¡pim, pam! media vuelta pacá, media vuelta pallá. Afortunadamente, y de momento, todo queda en medias vueltas, así que sigue siendo de corto recorrido. En el momento de la vuelta entera…¡se acabó la tranquilidad de dejarlo en el centro de la cama e ir corriendo a hacer un pis, o lo que se tercie!

Salud,
Nür

PD: Pau, creo que no evité el corta/pega en la foto del post anterior. Después de recorrer toda la red (enterita, ¿eh?) llegué a la conclusión de que no se puede hacer nada al respecto; puedo quitar el menú del botón derecho del ratón – que poderse se puede, pero parece harto complicado – sin embargo hay mil maneras más de quedarse con una foto; como bien decían en una web que leí sobre el tema “si no quieres que alguien te copie algo, no lo publiques”. En fin. Si he publicado la foto es porque ¡no podía dejar a tantos ciber-titos en ascuas!

24/11/09

Cuando una vida viene…

El lunes 2 de noviembre, el viaje hacia Addis se nos hizo interminable. Por los nervios, por la emoción, por el cansancio, y por el retraso de los vuelos, que hicieron que llegáramos más de dos horas después de lo previsto.
Entre unas cosas y otras, nos acostábamos a las 4, para levantarnos a las 8 y bajar a desayunar. Si alguien cree que esa noche dormimos, está muy, pero que muy equivocado.

No lo sabíamos, pero los representantes de la ECAI en Etiopía han establecido una nueva norma por la que un día se pasa la mañana con los niños en la casa cuna, y al día siguiente se les recoge. La noticia nos cayó como una bomba, pero viendo lo bien que estaban los niños allí, y sobre todo, viendo la reacción de los más mayorcitos, todos acabamos convencidos de que, sin duda, era lo mejor.

Así, el martes 3 estuvimos toda la mañana con Xavi Beruk en brazos. Las emociones sentidas en esos momentos son indescriptibles, y sólo alguien que lo haya vivido puede hacerse una idea de lo que pasaba entonces por nuestras cabezas y por nuestros corazones.

La tarde pasó volando, la noche también, pues estábamos rendidos, y la mañana siguiente amanecimos más felices que en la vida. Por fin, ¡por fin! Xavi Beruk estaría con nosotros para siempre.

Los días en Etiopía con él han sido increíbles. La felicidad estuvo presente en todo momento salvo el día en que recibí un correo de mi padre con las últimas noticias: El miércoles 4 de noviembre, a las 10 de la mañana, hora etíope, recogíamos a Xavi Beruk; el miércoles 4 de noviembre, sobre las 10, hora peninsular, mi abuelo fallecía.

Sin duda la llegada de Xavi a nuestras vidas ha amortiguado mucho el golpe, no sólo a nosotros, sino también a mi madre, para quien la llegada del primer nieto – de las primeras fotos vía mail unos días después del acontecimiento – ha hecho cicatrizar más rápido las heridas.

Gracias a los compañeros de viaje; a todos y cada uno de ellos, e incluso a Ephrem, el chófer, por estar ahí aquél día y mostrarme su apoyo.

Sé que no es lo que esperabais leer hoy, pero sentía la necesidad de contarlo; y para compensar, os dejo una foto de nuestro bombonet. Prometo no tardar mucho en volver a actualizar con temas más alegres.xavi beruk  nurcava.blogspot.com

Salud,
Nür

… otra se va

18/11/09

Por fin en casa

¡Ya estamos aquí! Desde el pasado viernes por la tarde, como ya dije, somos cinco en casa. Bueno, en realidad somos tropecientos porque hay que ver la cantidad de gente que se pasa por aquí. No me disgusta, ¿eh? Es emocionante y de agradecer, pero también muy cansado. Cuando parece que vas a tener un ratito de relax, “tururú” suena el telefonillo.
Anoche mismo, aproveché que Miq - con todo el dolor de su corazón - ha salido de viaje por trabajo, para acostarme nada más acostar a Xavi Beruk (las 20:15h), y en el primer sueñecito estaba cuando “tururú”, más gente. Pero es tan divertido recibir visitas y regalos. ¡Regalos por doquier! Para Xavi, claro, pero ¿qué más da? Me chifla abrir paquetes, y, de momento, él no puede :D

Sé que estáis ansiosos por ver una fotito, o más, pero todavía no sé si quiero poner fotos de Xavi Beruk en el blog – me niego a privatizarlo – y, además, en este ordenador no tengo más que una, pues todavía no las he sacado de la cámara, y ¡ya veremos cuándo tengo tiempo!

Y no es que Xavi Beruk nos quite tiempo, no, no, porque es un pedazo de pan, y no se queja por nada (o casi :P ), pero sí que es verdad que con un niño en casa, las horas pasan a un ritmo distinto, y cuando te quieres dar cuenta, se te ha echado el tiempo encima y no has hecho todo lo que querías hacer.

Si estáis leyendo este post por saber cositas sobre Xavi os diré que su nombre etíope le viene que ni pintado. Beruk (pronunciado “Bruk”) significa “Bendecido; Bendito; Hombre de buena Fe”, y así es, el niño es un bendito que nos está poniendo muy fácil ser padres primerizos.
Su partida de nacimiento está mal, pues según ella tiene 7 meses, y a la vista está que no los tiene. El Dr. Markus, en Etiopía, nos dijo, tras hacerle el reconocimiento médico, que tenía unos cuatro meses y medio, cosa que está más acorde con la realidad, pues aunque sí que es verdad que le faltaba una buena dosis de estimulación, y que en los días que lleva con nosotros ha hecho unos avances tremendos – ¡es tan emocionante verlo aprender a pasos agigantados! – sigue siendo un bebé muy bebé, que está para comérselo.

Sobre nuestra experiencia en Etiopía (¡fantástica!) y más cosas sobre el churumbel, escribiré más adelante; ahora voy a preparar el bibe que Xavi está a puntito de decir “¡eeeeh, que tengo hambre!”

Salud,
Nür

31/10/09

La próxima vez que escriba

…¡seremos cinco en casa! Mamá, Papá, Noya, Tito, y el pequeño Xavi Beruk.

No tengo mucho tiempo, estoy terminando de reorganizar la casa y de quitar el polvo (síndrome del nido limpio, creo que lo llaman). Las maletas las terminé ayer, les eché el cerrojazo y prometí no volver a abrirlas, así que se quedan conforme están, que ¡menuda semanita me han dado! Tengo ganas de llegar a Addis para descongestionarlas, y es que una de ellas va hasta los topes de comida, ropa y medicinas para el orfanato. Y es poco, pero la línea aérea no nos permite más de 20kg por maleta; aunque en la “nuestra” también he metido algunas cosas para dejar allí. 
Y las dos de mano, ¡ay! esas van con sus 8kg cada una de enseres para el pitufo… ¡Hay que ver lo que ocupa sin tan siquiera estar aquí!

maletas

¡Nos vemos a la vuelta!

Salud,
Nür

28/10/09

Mantén la calma, nena

Hoy ha sido mi último día de trabajo hasta el próximo mes de marzo. No suena mal, ¿eh?. Mañana empiezo mi permiso de 10 días por adopción internacional que juntaré a las 16 míseras semanas de baja por maternidad. Sé que se me van a pasar volando, pero espero disfrutarlas a tope.

Desde el lunes estoy revolucionada y revoluciono a todo el que se pone a mi lado; ¡pobre de él o ella si además tiene hijos! No escucho, no atiendo a razones, sólo pregunto, pregunto y pregunto… “¡¿Dónde está el manual de instrucciones de Xavi Beruk?!” Y resulta que no tiene. No, cuando lo recoja el próximo martes (bendito martes, ¡llega ya!) me las tendré que apañar sin saber cómo diantres se prepara un biberón.

Uf, uf, uf… mantén la calma, nena.

El lunes por la tarde fue la tarde farmacia y parafarmacia ¡¡Hay que ver la cantidad de cosas que hay para comprar!! Tanto es así que me han abierto una cuenta y todo para las cosas que me llevo y de las que necesitaré receta cuando el churumbel esté debidamente inscrito y documentado. Y será lo más normal, pero ¿qué quieres que te diga? yo sólo iba de vez en cuando a por la pasta de dientes… Además me dieron kilos de leche y sueros varios que ya habían retirado por su próxima caducidad en noviembre para que los deje en el orfanato.

Ayer fue tarde “El Reino del Bebé” una tienda que hay en una ciudad cercana que ha hecho el agosto (el octubre) con nosotros. Cargada de carrito, silleta para el coche, termo y no sé qué flautas más… ¡¡buen momento para descubrir que un VW Polo tres puertas es demasiado pequeño para un hijo hoy en día!! Lo que le decía a la de la tienda mientras nos ayudaba a colocar la silleta… “¿pero y el niño dónde va?” Y es que hasta ese hueco iba lleno de bolsas… ¿¿Cómo me las voy a arreglar cuando en la silla vaya sentado el churumbel??

…mantén la calma, nena.

Mi cumpleaños pasó desapercibido. Ni mis amigas más cercanas recordaron el día (otra cosa es el facebook, que te avisa, ¡¿¡¿eh?!?!), y me tocó pasarme el día diciendo “eeeh, que es mi cumpleaños”. Xavi Beruk ya me ha desbancado, sin ni siquiera estar aquí, ¡traidor! :D Aunque como todo tiene su lado bueno, he llegado a los 28 sin ningún tipo de trauma (los 27 me cayeron como una patada en el hígado, que una es muy niña y le da cosita hacerse mayor). Los regalos recibidos por parte de la familia también han sido para el pequeño repollo, excepto el de mi mami y una compañera de trabajo que me ha regalado un bolso la mar de cuco. ¡¡Pero qué gustito da ver cómo la habitación se va llenando de cosas de bebito!!

Esta tarde me toca limpieza en casa, que me da vergüenza verla… Mañana por la mañana bajaré a la capi a por los papeles que nos faltan,y por la tarde ultimaré detalles y revisaré que no nos falte de nada. El viernes será el día maletas. El finde lo pasaremos en Madrid, y el lunes, por fin, subiremos al avión que nos llevará a nuestro pequeñín al que recogeremos el martes de buena mañana. ¡¡¡Qué ganas más grandes!!! ¡¡¡Qué nervios!!! ¡¡¡Qué fuerte!!!

¡mantén la calma, nena!

Salud,
Nür

26/10/09

El pequeño repollo

scanner001

Y sobran las palabras, ¿verdad?

¡¡Somos papás del pequeño Beruk!! Prontito estaremos en Etiopía achuchándolo, pero de momento tengo que centrarme en organizar maletas y demás, que parece mentira que después de 2 años y más de 3 meses esperándolo, ¡se nos haya echado el tiempo encima!

Salud,
Nür

23/10/09

Nunca más Sulayman

A partir de ahora, nuestro churumbel será Xavi Beruk.

¡¡¡Que sí, que sí, que tenemos asignación!!! Nos llamaron ayer, pero no nos dieron ningún dato, y esta mañana hemos visto su carita (en 2D) por primera vez. ¡Ay! Qué emocionante. Estamos los dos fascinados y es que es tan guapo, tan guapo, que no nos lo creemos.

Beruk tiene ahora entre 4 y 5 meses, y está para comérselo. En la foto está enfadado, llorando, parece, y quejándose (¡menuda boca abre!), y se le ven unos morritos de negro zumbón que dan ganas de comerse a bocaditos.

Lo mejor de todo es que ya tenemos fecha de juicio y es ¡¡el próximo lunes!! Si todo sale bien, en menos de una semana estaremos viajando a por él...

No puedo, lo siento pero no puedo seguir escribiendo. Han sido muchas emociones vividas en los últimos meses (que ya iré contando, o no, más adelante), y ahora estoy que me subo por las paredes de la emoción.

Siento haberos tenido abandonad@s; necesitaba tiempo, y ahora, ahora sí que lo voy a necesitar de verdad, ¡que se nos viene el viaje encima!

Salud,
Nür

PD: Muchas gracias a todos por haberme concedido este "descanso", por las llamadas, por los mails, y por demostrarme, una vez más, que la blogosfera merece la pena.

1/10/09

De momento...

¡¡¡ TODO HA IDO BIEN !!!

Gracias, gracias, gracias y millones de gracias a tod@s por estar ahí siempre.
Prometo volver, pero necesito un tiempecillo, pues llevo muchas cosas en la cabeza y tengo que reubicarme. Me lo concedéis, ¿verdad?.

Un abrazo y salud, mucha salud,
Nür

29/9/09

Esperando el desenlace...

... y no de nada referente a Suly, me temo.
No tengo tiempo ni para pensar en ello, tanto es así que estamos a 29, y acabo de caer en la cuenta de que septiembre toca a su fin.
Está bien tener cosas en que pensar que nos despeguen un poco del tema churumbel, pero no estas cosas, joder, no estas cosas.

Salud,
Nür

21/9/09

¡Pumba!

No es un buen momento. La vida parece que se empeña en darme pescozones cada cierto tiempo, y digo yo que será para mantenerme alerta, no sé.

El padre de mi madre (mi abuelo) está malito. Lleva ya más de dos semanas muy, muy malito, y está ingresado en el hospital.
Tiene 86 años y la única solución a su problema es una intervención quirúrjica que nadie se atreve a decir que saldrá bien. Pero bueno, hasta que no llegue el momento, mejor no pensar demasiado y no adelantar acontecimientos, ¿no os parece?
¡Pues eso es lo que hago!, pensar en otras cosas e ir pasando el tiempo de la mejor manera posible.

Salud,
Nür

16/9/09

Pasó el ecuador

Ya ha pasado el ecuador de este mes que se presenta bien, aunque las buenas noticias que imaginaba comenzarían a llover a cántaros al comenzarlo, se estén haciendo esperar. Pero llueve a cántaros, literalmente, y como me encantan las tormentas y estos días de lluvias vienen acompañadísimos de truenos y "relampampijos", no me quejo. Me paso las tardes mirando por la ventana viendo el agua caer y correr calle abajo - si tuviera una buena bolsa de pipas sería el colmo del bienestar.
Pero no tengo bolsa de pipas, así que veo llover sin estar picoteando; y tampoco tengo buenas noticias todavía, así que va pasando el mes y ya tengo el corazón arrugadito de empezar cada día con tanta ilusión y terminarlo algo decepcionada.

Si soy sincera confesaré que jamás, jamás de los jamases, cuando en septiembre del año pasado nos dijeron que tardaríamos un año, llegué a creérmelo. Y parece que hice bien, ¿eh? porque el pasado viernes nuestro expediente cumplió un añito en Etiopía. Allí, lejos de nosotros pero cerca de nuestro Suly.

¡Pero que no decaiga! Sigo feliz y pendiente, eso sí - cosa que me da rabia porque lo tenía superado - del teléfono 24 horas al día (aún a sabiendas que sólo pueden llamarme de 8 a 15h).

Espero, confío, deseo, quiero poder llenar este blog de más alegría, si cabe, dando buenas noticias muy pronto.

Salud,
Nür

PD: creo que se ha malentendido... o mejor dicho no lo he explicado bien, cuando digo "jamás de los jamases llegué a creérmelo" me refiero a que siempre pensé que sería mucho antes, jejejej. Así que el resto del párrafo es ironía. Pero happy, happy!

10/9/09

Inventario III

Como no estoy muy inspirada y acabo de caer en la cuenta que llevo demasiado tiempo sin actualizar, he decidido fotografiar algunas más de las cosas que, impacientes, esperan a su dueño o dueña en casa; vamos, que esperan la llegada de Suly para que las disfrute, muerda, destroce y haga lo que sea menester, que para eso son suyas, y de nadie más.

DSC02766

La entidad en la que trabajo regalaba, hace un tiempo y por abrir una cuenta a un recién nacido, una capa de baño (naranja). Como terminó la campaña y quedaron en la oficina unas cuantas capas sin dueño, no tardé nada en agenciarme una para el churumbel. La verde la compró Miq en un ataque de “necesito a mi peque en casa ya”, igual que el kit de Nenuco con un colonia, gel y un libro para la bañera ¡Qué ganas de abrirlo!.DSC02768

En casa de mis papis, y creo que fue obra de Papa Noel, apareció este “pongotodo”, que aunque según el texto y el dibujo del mismo, es para la ropa sucia, nosotros utilizaremos para guardar juguetes. Por supuesto, con gatos. La foto está algo borrosa, pero es la única que le hice en la que pillé a Noya curioseando.IMG_1131

La tata M.Hermi, en su afán por comprar cositas al sobrino que está por venir, nos deleitó con un juego de tarjetones en blanco y negro y en colores para estimular la vista del pequeño Suly y una chichonera para la cuna de la misma colección. ¡Una verdadera cucada!. La marioneta leónida es un regalito de mi madre, que según dice vio y no pudo resistirse a comprar; y al fondo la bandeja Table Top de Stokke para aprender comiendo.IMG_1126

¡Y más cositas! Un par de pechitos la mar de originales, uno por haberlo bordado yo misma ayer; y el otro por ser un regalito de Miq para Suly. El gorrito lo compramos en NYC después del berrinche de principios de año. Y las perchitas y los cubiertos (con portacubiertos) son de las cositas que compramos de vez en cuando para mantener viva la chispa de este desesperante camino.IMG_1124

Y para no aburriros más, por último os enseño algunas de las sábanas que ya tenemos para la cama. Las de la izquierda son un regalo de los reyes en casa de nuestros amigos Soni y Ximo (y Marina); y el resto las hemos comprado en rebajas (¡que están baratísimas, oyes! ¡Y son fundas nórdicas!). Las grises de gatitos el año pasado, y las verdes de ranas hace un par de semanas. ¿Se nota que me encantan las sábanas? Debería hacer un post al respecto porque lo mío es pura afición y tengo tantos, y tantos juegos, que en una temporada no los pongo todos.

Ale, y por hoy ya está bien. Otro día más y algún otro día, también, el inventario de libros, que prometí hace un tiempo – no se me olvida.

Salud,
Nür

1/9/09

Septiembre huele a nuevo

Sé que estoy pesadita con el tema, pero es que nadie puede ni tan siquiera imaginar las ganas que tenía de que llegara este mes. En enero nos dieron el jarrazo de agua fría, y desde entonces hemos pasado momentos de todos: buenos, muy buenos, malos y peores. Y sé que todas las fechas son orientativas, pero ahora estoy aquí arribota y dispuesta a quedarme para siempre, sea o no sea septiembre El Mes – aunque me gustaría y espero, deseo, necesito, que lo sea, ¡claro!.

Para empezar con energías renovadas, a partir del jueves empiezo mis últimos días de vacaciones del año. Sí, sí, sí, que nunca vienen mal unos días tras el verano; ya son varios años dividiéndome las vacaciones de la misma manera ¡y son una gozada!, pues cuando parece que todo vuelve la rutina, que entra el frío, que llegan las tardes metida en casa… ¡Nür tiene una semana de vacaciones! Y digo “parece” porque mi rutina es la misma desde mediados de julio, porque el frío ni siquiera asoma, y porque desde que empecé a aplicar mis propósitos no hay tarde que no salga de casa a hacer lo que sea.

Además, estoy muy, muy contenta porque tras las vacaciones (y la baja dichosa) decidí cambiar mi modus operandi en la oficina, y aunque parecía imposible que pudiera terminar con todo el trabajo acumulado en aquellos dos meses, a día de hoy puedo decir que ¡TENGO LA MESA LIMPIA! – hoy, justamente, he enviado el último expediente - ¡No me lo puedo creer! Es la primera vez en todos mis años en esta oficina que me puedo ir de vacaciones, o de baja o de lo que sea sabiendo que no he dejado absolutamente NADA a medias.
Con este nuevo modus no sólo garantizo que ninguna operación se demora más de la cuenta; no sólo lo tengo todo bajo control; no sólo vivo mucho más relajada, sino que además, sé y sabré de sobra, siempre que vuelva a la oficina (tras vacas o lo que sea) que todo lo que haya encima de la mesa, es de quién allí haya estado sentado, sin ningún lugar a dudas.

Ains, ¡qué bien me siento! Llegó septiembre, llegan mis vacaciones, y puedo y podré dormir con la conciencia bien tranquila.

Salud,
Nür

30/8/09

Agosto, ¡ya te veo el culo!

Pues eso… ¿no lo veis? Está a punto de terminar. Sólo un diíta más… y estaremos en mi esperado y soñado septiembre, que espero traiga sólo cosas buenas, buenísimas. Sí, sí, sí.

Salud,
Nür

25/8/09

El mes más largo del año

Hay que ver lo largo que se hace agosto, sobre todo cuando estás deseando que pase.

No se puede decir que haya sido un mes inactivo, pues llevamos un tute que para qué las prisas, pero no sé, parece que se esté pasando de horas, ¡el dichosito mes! Y creo que se debe a la inactividad generalizada en la blogosfera. La mayor parte de blogs andan de vacaciones, y los que no, no nos atrevemos a actualizar porque no nos va a comentar nadie… pero ¡chicos! ¡que somos más de los que parecemos!

Esta semana es que se me está haciendo más larga de lo normal (y eso que todavía es martes) porque han sucedido varias cosas: El sábado fue la gran boda del año, y como parecía que se casara mi hija, en vez de mi amiga, el estrés y los nervios me tuvieron atacada durante un tiempecito. Valió la pena, porque fue la segunda mejor boda a la que he ido en mi vida (la primera fue la mía, of course :P); total, que el domingo lo pasamos durmiendo la mona en casa, luego en casa de mi abuela, y más tarde en casa de los ya-no-novios.

Ayer los ya-no-novios me sacaron del trabajo para almorzar conmigo, ¡qué ilusión! y despedirse, pues se iban de viaje (hasta el 10 de septiembre sin ellos, ¿qué voy a hacer?); por la tarde llamadita a mis padres para despedirnos, que salían hoy temprano de viaje, también. Por la noche, ayudando a Miq a hacer una maleta que no sobrepasara el límite máximo permitido como equipaje de cabina, porque esta mañana a las 5 salía en viaje de negocios… total, que me he quedado más sola que la una; porque aunque tengo a mis felinos, conversación, la verdad, no es que den mucha. Escuchan, eso sí porque lo que yo digo, que hablar no hablan, pero se fijan…

Y para más inri, el inri de los inris del mundo mundial, descubrí, muy a mi pesar, que una plaga de no sé exactamente qué ha infectado todas y cada una de mis plantitas, y se han muerto, ¡todas! Mi queridísima flor de pascua que ya soñaba yo con verla convertida en arbusto en la nueva casa… ha fallecido. Mi potos. Mis verbenitas. Y el resto, que no sé cómo se llaman, también. Hoy mismo se van todas al contenedor, excepto la de pascua… por si le da por volver conmigo.
Las únicas que sobreviven son las que ya no estaban en la galería porque, señores, ¡por fin me pusieron las jardineras!, pero esas son sólo dos, las únicas que aguantan a la perfección estos calores tan subiditos que llevamos un tiempo aguantando.

En fin, ¡qué maldita semana llevo! Menos mal que en la ofi estamos sin jefe, y se está ¡de lujete!

Salud,
Nür

16/8/09

25 meses… ¡¿ya?!

Pues sí, 25 meses, o lo que es lo mismo, 2 años y un mes desde que Miq y yo fuimos a aquella charla informativa en Consellería sabiendo poco o nada sobre adopción pero con muchas ganas de empezar el camino.

25 meses desde que movimos la primera ficha, y ¡parece que fue ayer!

En aquella reunión había también una pareja con un bebito muy chiquitín, que nos llamó la atención porque no dijo ni pío en toda la charla, y porque el ponente los nombró cuando contaba que es aconsejable dejar un año de margen entre un bebé y el comienzo del camino de la adopción.
Al salir del edificio de Consellería esta pareja se hizo una foto con su bebé en la puerta; supongo que a modo de recuerdo del día en que empezaron la búsqueda de su, imagino, segundo hijo. Me hubiera gustado haber tenido esa idea, ahora podría colgar una foto de Miq y mía, sonrientes, después de dar nuestro primer pequeño gran paso hacia Sulayman; pero no se nos ocurrió, así que no hay foto física del momento, aunque sí esté grabado el recuerdo en nuestra memoria.

Salud,
Nür

PD: ¡Por fin he actualizado mi otro blog con los deseos y retales recibidos!

10/8/09

Operación Matriuska

El viernes a las 15h me recogió Miq en la puerta de la oficina. ¿El motivo? Nos íbamos a Madrid en un viaje relámpago a recibir a mis tíos que llegaban, por fin, a España, con sus dos hijos desde Rusia.

La operación Matriuska fue de altísimo secreto, pues mis tíos no podían ni imaginarse que iríamos allí; mucho menos que lo haríamos cargados de globos, pancarta y peluches varios.

Matriuska la llevaron a cabo cuatro agentes (mi padre, mi madre, Miq y yo) y se dividió en varios mini-objetivos:

I) Espacio/Tiempo: Una semana intentando sonsacar información vía telefónica a mis tíos para que nos dijeran dónde aterrizaban y qué plan tenían (si cogerían el coche para ir directos a casa o harían noche en Madrid) sin levantar sospechas.

II) Alojamiento: Una vez supimos que pretendían coger el coche a pesar de llegar tarde para venirse al mediterráneo, decidimos que para nosotros sería mucha paliza hacer viaje de ida y vuelta en tan sólo unas horas. Buscamos un hotelito mono y reservamos.

III) Logística: Semana caótica de recorte de letras para formar una pancarta buscando hojas de revista de colores apropiados; configuración de la misma y pliegue adecuado para posterior despliegue sin roturas. Vueltas y más vueltas por tiendas de juguetes hasta dar con dos monigotes no muy grandes, no muy rígidos, y perfectamente transportables por un niño.

IV) Acercamiento al objetivo: Teniendo cubiertos todos los puntos anteriores ideamos la manera de llegar a Madrid con tiempo suficiente para ir al aeropuerto. Miq me recogió a las 15 y salimos para allá; mis padres salieron algo más tarde (también viven más cerca). Quedada en el punto de encuentro a las 21h, y salida dirección Barajas.

V) Últimos detalles: Viaje a Barajas hinchando globos dentro del cocherito leré y buscando en la blackberry la terminal y sala en la que deberíamos plantar el campamento.

Éramos cuatro pero llamamos la atención. Llegamos al punto P cerca de una hora antes del aterrizaje del vuelo y colocamos la pancarta y los globos en primera fila. La gente nos miraba raro, pero ¡nosotros estábamos eufóricos! Comprobamos en las pantallas que el vuelo había aterrizado. Tras más de tres cuartos de hora llegamos a pensar que nos habíamos equivocado. Decidimos poner como hora tope las 24h. Si a esa hora no habían salido, la operación Matriuska tendría que ser abortada. Pero no hizo falta: ¡salieron! ¡Y menudo sorpresón se llevaron! ¡La operación fue todo un éxito!

De mis primos, ¿qué decir?, son guapísimos, un nene de 3 añitos y medio y una nena de casi 2… preciosos, cariñosos, guapos, muy guapos, y sobre todo, y ahora ya, parte de nuestra familia.

Salud,
Nür

4/8/09

35ºC a la sombra (o más)

¡Fin de semana reparador donde los haya! Ese era el objetivo y fue alcanzado con creces.

El sábado teníamos comida de oficina – por llamarlo de alguna manera, porque en verdad somos un grupillo reducido de compañeros pero muy bien avenidos - en casa de una ex-compañera y lo pasamos en grande. Era comida con parejas, así que el grupo no parecía tan minúsculo y pasamos unas horas estupendas entre la piscina y la terraza, la terraza y la piscina. Como siempre, la cosa se lió y la comida terminó en cena, y de categoría porque fuimos a uno de mis restaurantes favoritos en una ciudad cercana. Hmmmm, ¡todavía tengo el gustillo de los dátiles!

El domingo fue el día más reparador de todos porque no me quité el pijama en sus 24horas y me las pasé tirada en la cama y en el sofá haciendo NADA. Sólo pensaba, pero poquito, en los días chungos anteriores, y decidí que la mejor opción era volver al positivismo. Así que eso hice… tirada cual trapo pero ¡llena de positivismo! (¡Yo sí que sé!)

En cuanto al tema del compañero, dejémoslo ahí. Realmente llevamos más de un año de mal rollo, aunque hay épocas algo mejores y otras peores y el viernes empezó una de estas últimas. Ya se pasará. A mí plin, que duermo en pikolín :D

Y para terminar, del objetivo todavía no sabemos nada… creo que nos tocará comprar otro porque a menos que puedan arreglarlo, perderemos el seguro. Y es que está estipulado que si han de sustituir alguna pieza por una nueva por ser de imposible reparación, el seguro queda anulado; y, ¿qué quieres? no me gustaría quedarme sin él; que nunca se sabe lo que puede llegar a pasar (y hay cosas muchísimo más graves que la rotura del objetivo, sí, sí)

Ale, y me voy a dormir, que de hablar del colchón me ha entrado sueñecito :P (Eso y que para mí ¡estas horas son ya de alta madrugada!)

Salud,
Nür

31/7/09

Bajo cero

Miq de viaje.
Mal rollo con un compañero de trabajo.
31 de Julio (y sin noticias).
Los gatos han tirado la cámara de fotos al suelo y se ha roto el objetivo.

Feliz fin de semana, de corazón. Por mi parte voy a intentar que lo sea.

Salud,
Nür

28/7/09

La quedada, el cumpleaños, y los retales

Primero de todo muchísimas gracias a todos por volcaros tanto y tan rápidamente con mi entrada anterior. Si alguien se pregunta qué sentido tiene un blog, lo que he sentido esta tarde al ver tal cantidad de comentarios en tan poco tiempo, es la respuesta.

Este finde lo hemos tenido completito, ya que como dije anteriormente, el sábado se celebró un encuentro organizado por Gloria en el que conocimos personalmente a Fátima, a Fernando, y a su peque Armel, que ¡está para comérselo!. Fue una lástima que Miq y yo no pudiéramos pasar todo el tiempo que nos hubiera gustado, pero el trabajo y los compromisos familiares no nos lo permitieron, aunque aún así, disfrutamos de una comida en buena compañía y una sobremesa lo suficientemente larga como para marcharnos de allí sintiendo que habíamos estado con amigos de toda la vida. ¡Espero que las sensaciones fueran recíprocas!.

A parte de la quedada este finde también aprovechamos para celebrar el cumple de Miq, que se me hace mayor aunque él lo niegue, y como es costumbre le hice un regalo gordote que imaginaba le encantaría, y así fue. Si el año pasado el regalo era directo para Suly; este año ha sido indirecto, pero también con miras al churumbel, pues le ha caído una cámara de fotos chula, chula, que no dudo viajará con nosotros a Etiopía y donde sea menester. Y como lo más divertido de tener cámara nueva es hacer el payaso delante de ella, aquí un documento gráfico: IMG_0038Y es que en otra situación no, pero con una cámara delante saco lo mejorcito de mí (¿notáis el tono irónico? jejeje). Ale, y así los que decís que no pongo fotos mías, ya no podéis quejaros.

Por tanto, y como ya tengo cámara decente, voy a ponerme poco a poco a retratar todos y cada unos de los deseos y retales que me han ido llegando, para llenar un poquito mi otro blog, que puede parecer que ha caído en el olvido, pero nada más lejos de la realidad.

Salud,
Nür

27/7/09

Lágrimas negras

Esta tarde he llorado mucho, mucho. Me cuesta recordar cuándo fue la última vez que lloré de ese modo y es que, el año del positivismo sigue su curso pero una, a veces, se derrumba.

Voy a contar algo que no había contado porque, para ser sincera, esperaba dar una alegría pronto, pero siento que si lo escribo me sentiré mejor.

Hace un mes y pico hablamos con la Ecai. Tenemos muy claro que nos dijeron en septiembre, pero la curiosidad nos corroía. Necesitábamos saber. No somos pesados. No preguntamos cada dos por tres. No llamamos siempre que nos gustaría, pero tampoco somos de piedra y siguiendo el código de conducta de madre adoptante, hace un mes y pico tocaba preguntar. Llevamos una pequeña alegría y es que tenemos cuatro familias delante con nuestro mismo perfil. Lo que quiere decir que en el momento lleguen cinco asignaciones aptas a esos perfiles, tendremos foto de Sulayman. Así que volvimos a estar allá arribota, sin decírselo a nadie, sin crear falsas esperanzas a los que a nuestro alrededor sufren tanto como nosotros por la llegada de nuestro churumbel.
Y seguíamos allá arriba, siempre con la frase de “si a 31 de julio no os han preasignado, haceros a la idea que para finales de septiembre” en la mente, pero muy, muy felices. Hasta hoy, que no sé por qué, supongo que porque tocaba, me he dado cuenta que estamos a 27 de julio; que quedan sólo 4 días hasta el 31; que nada dentro de mí dice que nos vayan a llamar esta semana – aunque ya no sé qué es mejor, porque a lo largo de este proceso creo que he tenido 152 veces el presentimiento de “es hoy” :D – que llegará el viernes y entonces deberemos esperar un mes y pico más. Que nada nos dice que nada más volver a ponerse en marcha a finales de septiembre nos vayan a llamar… que veo las navidades 2009-2010 sin nuestro Suly, que no entiendo que en un mes no hayan llegado 4 asignaciones… que me estoy volviendo loca (si es que no lo estoy ya). Como a alguien, cuando tenga aquí al peque, se le ocurra decirme que no es igual que un hijo biológico porque no he parido y por tanto no he sufrido… ¡me lo como!

Y por lo demás, todo estupendamente, así que sin motivos para estar triste. Y es que la llorera de hoy me ha servido para desahogarme y me he quedado como nueva (ya lo dicen los oftalmólogos, que ¡hay que llorar para limpiar el lacrimal de vez en cuando!).

Salud,
Nür

PD: Próximamente hablaré de premios (¡mil gracias!) y de encuentros como el del sábado en Guardamar…

22/7/09

Varios vacacionales (y III)

Se terminaron las vacaciones. Desde el lunes estoy trabajando de nuevo, pero no me quejo porque las vacaciones las he disfrutado al máximo y con mi nueva filosofía de vida (Relax, relax, relax) estoy de lo más relajada y eso me hace mucho, mucho bien.

En los últimos días de vacaciones he disfrutado de reencuentros con compañeros del cole y del instituto, y si bien reconozco que tanto uno como el otro me daban un poco de yuyu, también admito que lo pasé de categoría y no imagino unas horas mejor empleadas.

Lo que me gustaría saber es la impresión que se llevarían de mí, jeje, sobre todo los compañeros del cole, porque la Nür que ellos recordaban ni de lejos se asemeja a la de ahora – antaño era algo tímida de más, qué le vamos a hacer – que no calla ni bajo el agua.

En cuanto a las novedades que comenté anteriormente, y que siguen sin tener nada que ver con Sulayman, decir que ¡hemos comprado una casa!; aunque, en realidad, de momento sólo hemos dado la entrada y hemos firmado un contrato, porque comprarla-comprarla, dependerá de que mi estimada entidad nos conceda una hipoteca. Que es lo que dice Miq, “si están planeando tirarte, ahora te vas a enterar”… aunque mirado por el otro lado, si me la conceden, tengo trabajo asegurado por una larguísima temporada.

Y poco más, que sigo algo desaparecida de la blogosfera pero estoy aquí. Os leo a todos, pero no puedo comentar en cada post; ni siquiera en cada blog, porque el cúmulo es bastante grande, y me costaría unas cuantas tardes ponerme al día. Pero, ¡eh!, ¡no se me amontonen! Relax, relax, relax.

Salud,
Nür

14/7/09

Varios vacacionales II

DSC03237

Hemos pasado cuatro días en Agua Amarga, Cabo de Gata, y puedo decir que han sido cuatro días de gloria. Ya habíamos estado en Cabo de Gata, pero en una situación muy diferente, pues fuimos hace cinco años en semana santa a hacer tres días de ruta a pie desde el faro hasta Las Negras, durmiendo en la playa y bajo el agua (porque en Cabo de Gata llueve de media tres días al año, y aquél año coincidieron con nuestra estancia allí. Increíble, pero cierto)
Aquella vez tuvo su aquél. Lo pasamos fenomenal, nos cabreamos con la meteorología, nos reímos de la situación, y tras pasar tres días enteros bajo el agua, sólo deseábamos llegar a casa – ¡a casa! – para quitarnos la ropa empapada y lavarnos los dientes (eso yo, que tengo una fijación extraña con el tema del lavado dental)

Esta vez, en cambio, hemos ido como los señores. Hemos estado cuatro días en un hotelito de ensueño, y he sabido lo que es “descansar” de verdad de la buena; y eso que, a mi edad, y en mis circunstancias (sin hijos, entiéndase) no creía estar tan “cansada”.

Estas vacaciones, además, me han proporcionado un bonito bronceado, así que estoy la mar de contenta, pues no hay rastro de la chuscarrada de días atrás :D

Aprovechando las horas post-playa y pre-piscina, he leído El mundo después del cumpleaños, de Lionel Shriver, y aunque no es Tenemos que hablar de Kevin (nada volverá a ser como Kevin) he determinado que Shriver es, sin duda, mi autora preferida, al menos en cuanto a literatura actual se refiere. (BlackBetty, creo que no te defraudará ;)

E iba a contar algo más, pero el calor me tiene aplatanada, así que voy a cortar aquí, y escribiré un “Varios vacacionales (y III)” con alguna que otra novedad, aunque, desafortunadamente, nada que ver con Sulayman, (no se me vayan a hacer ilusiones)

Salud,
Nür

6/7/09

Varios vacacionales

Llevo una semana de vacaciones y me da la sensación de que llevo la vida entera. ¡Así da gusto! Estoy disfrutando de lo lindo de mis días sin pensar, ni por un segundo, en nada que no me haga sentir bien.

Me he levantado muy pronto esta mañana, pues Miq salía de viaje temprano y me he despertado al oírlo marcharse; y como a esas horas tan tempranas el calor todavía no aprieta he abierto todas las ventanas dejando que el airecillo fresquito se colara por todos los rincones de casa… ha sido una sensación francamente agradable.
Tirada en la cama he terminado el libro que leía estos días. Es muy cortito y además son cuentos de a penas tres hojas, por lo que ha sido lo refrescante y descongestionador que esperaba.

El resto de la mañana la he pasado terminando la base de datos de nuestra biblioteca personal. La empecé hace un tiempo, cuando me hice el ex-libris, pero la tenía a medias – para variar – así que hoy ha sido el día en que me he propuesto terminarla, y ¡por fin! tengo todos nuestros libros fichados y cuñados.
Reconozco que no me gusta prestar libros. La gente tiene esa rara manía de no devolverlos nunca… y no es que generalice, es que me ha pasado con muchos, así que no presto un libro a menos que sepa a ciencia cierta que me va a ser devuelto – o sea, que sólo se los presto a mis padres; increíble, pero cierto. Pero por si algún día se me pasa la neura y presto uno de mis títulos a alguien, los tengo todos marcaditos con mi ex-libris, que no es garantía de que te lo vayan a devolver, pero al menos, al que se lo quede, le pesará en la conciencia (o no) al ver mi cuño personal. (No lo cuelgo porque no me gustaría que alguien lo copiara. Me lo diseñó una amiga que se dedica al diseño profesionalmente, y aunque a mí me lo regaló, cobra por su trabajo, así que no me parecería justo que alguien lo viera, le gustara, y se lo agenciara. Lo siento.)

En otro orden de cosas, el miércoles pasé la mañana en la piscina de una amiga, y tan fresquita estaba el agua, y tan bien lo estuvimos pasando, que no nos dimos cuenta que el sol pegaba que daba gusto, y, a pesar de la protección del 15, me chuscarré a base de bien. He estado desde entonces hartándome a crema hidratante, pero parece ser que ha sido inevitable pelarme. Ayer empecé a pelechar y doy pena, penita, pena, de verdad. Supongo que el sol del sábado en Xeresa, donde conocí a varias amigas blogueras, terminó de rematar la faena :(

Y sí, es que el sábado, al final, sí fuimos a la carrera popular de Xeresa, y allí coincidimos con amigos blogueros-adoptantes que ya conocíamos, y conocimos a algunos nuevos. Fue genial. La verdad es que cuando “conoces” a alguien a través del blog durante mucho tiempo, conocerlo en persona es como volverlo a ver después de una larga temporada. Y eso es lo que me pasó con Ester y Gloria (y Lolo), que las encontré entre la multitud y me acerqué a saludarlas como si nos conociéramos de toda la vida. Pasamos una tarde estupenda, aunque acalorada, y espero que podamos volver a repetir porque, chicas, ¡sois geniales!. ¡A ver si para entonces ya hay un peque más en el grupo! (ojalá, ojalá, ojalá).

Salud,
Nür

1/7/09

De libros

En los últimos meses he desperdiciado la mayor parte de mi vida trabajando, por lo que no he tenido tiempo para nada más; pero ya antes de fastidiarme la cadera decidí cambiar en ese aspecto, y así lo he hecho.

Ese gran cambio, como ya he comentado otras veces, ha supuesto tener tiempo para mí, y dedicarme a lo que me gusta, como por ejemplo, pasar horas y horas leyendo.

No recuerdo cuándo empecé con Ébano, de Ryszard Kapuscinski, pero me da a la nariz que fue por allá por septiembre. Que un libro interesante me dure tanto tiempo no puede significar más que lo que significó: Que no disponía de tiempo. Ahora Ébano es un libro ya leído que me ha fascinado – sobre todo los pasajes sobre Etiopía – y que recomiendo encarecidamente.

Desde mi “revelación” he dedicado todo el tiempo que he querido a la lectura, y tanto ha sido así, que acabo de cerrar Las Correcciones, de Jonathan Franzen. Setecientas y pico páginas de descripciones imposibles, que me han tenido enganchada hasta tal punto de no ser capaz de ver el momento de apagar la luz y echarme a dormir. Reconozco que al principio me resultó pesado; reconozco también, que este libro estaba en la estantería desde 2002, cuando lo empecé y, siguiendo mi línea de las veinte primeras páginas, lo volví a dejar en su sitio. Esta vez ha sido diferente. Lo vi y me apeteció leerlo, intentarlo de nuevo; y aunque volví a pensar que era demasiado denso, esta vez logré pasar de la página 20 porque había algo que me decía que me iba a gustar. Y así ha sido.

Ahora tengo varios pendientes de leer… uno de ellos el nuevo de mi venerada Lionel Shriver, El mundo después del cumpleaños; libro que reconozco me da algo de miedo leer por si no cumple con las expectativas, y es que, como ya comenté en su día, Tenemos que hablar de Kevin dejó el listón muy, pero que muy alto; tanto, que hasta la fecha no ha habido libro capaz de alcanzarlo (no digamos de superarlo).

Y para descansar un poco de tanto libro gordo, y despejar un poco la mente antes de lanzarme a descubrir si Lionel sigue siendo santa de mi devoción, he decidido que hoy empezaré con Mujeres de ojos grandes, de Ángela Mastretta, que parece, al menos a simple vista, ser altamente refrescante. Ya os contaré.

Salud,
Nür

24/6/09

Poco o nada

No tengo nada que contar, o sí, pero no me apetece hacerlo, al menos de momento. Y es que una es muy abierta y transparente, pero siempre hay cosillas que prefiere guardar bien en el fondo para sacarlas más adelante si se presenta la ocasión; o para perderlas en el olvido, todo depende.

Desde el lunes vuelvo a estar trabajando, y la verdad es que lo estoy llevando muy bien; estoy aplicando mi propósito con todas mis fuerzas y francamente, no me está costando mucho, lo cual me alegra infinitamente porque voy sin agobios, una cosa detrás de otra, y a las 15h, a casa, que mañana será otro día.

Lo que sí que estoy notando es que la semana se me está haciendo eterna, pero creo que no se debe a que pase las tardes en casa haciendo lo que me viene en gana, sino a que no puedo parar de pensar en el viernes… de desear que lleguen las 15h del viernes para estar, ¡oh, sí!, ¡de vacaciones!.

Todavía no tenemos claro qué vamos a hacer porque Miq y yo no coincidimos más que cuatro días, así que es probable que nos quedemos en casita mirándonos las caras, pero queriéndonos mucho, que es lo importante. Porque si nos vamos a la playa la estampa puede ser similar a esta – la he visto y no he podido evitar reírme un buen rato al vernos tan bien reflejados.forges_20070802

Yo, para el tiempo que tengo para mí ya tengo muchos planes organizados: reencuentros con antiguos compañeros, cenas alargadas hasta las mil, y baños de sol, mucho sol, que aquí lo tenemos garantizado.

Y vosotros, ¿qué planes tenéis?

Salud,
Nür

21/6/09

Pequeño y poderoso electrodoméstico

Que las ventajas de la thermomix son infinitas es algo que todo el mundo que la tiene sabe bien, y que los que no la tienen se creen (o no, que los hay que no tienen Fe, ¿eh, Elen?:-) de tanto oírnoslo decir a los adictos; pero si hay algo por lo que creo que es la mejor compra que he realizado en mucho tiempo no es, por ejemplo, por el granizadito de limón que nos acabamos de tomar mi santo esposo y yo para quitarnos el calor de encima; tampoco es por esas magníficas comidas con las que nos deleitamos cada día (arroz con atún; caldereta de sepia; longanizas al vino, y un largo etcétera), tampoco por esos suculentos bizcochos; ni siquiera por los postres que tanto nos gustan (pannacota, sorbete, tarta de fresa); porque, amigos, lo mejor de esta maravilla de la ciencia no es la máquina en sí, sino la caja en la que viene.
¿Qué? ¿Que de qué hablo? Pues nada más y nada menos, que de esto:

DSC03217

Noya (arriba) y Tito (dentro) disfrutando de la thermomix.

Y es que la llegada de la thermomix a casa causó furor tanto a los que la pagaron como a los felinos, que pidieron a voz en grito que cerrase bien la caja por todos los lados y cortase un agujero (poco centrado y poco redondo, como se puede observar) en uno de los laterales. Y sé que lo pidieron porque los años de convivencia son muchos y nos entendemos a la perfección – para muestra, la foto.

La razón por la que escribo hoy este post es porque tras tres meses de disfrute, hoy ha sido el día en que he tirado la caja al contenedor del cartón; pues la pobre no aguantaba más, y estaba verdaderamente destrozada. Sé que Noya y Tito la van a echar en falta, pero bueno, con estos calores tampoco es que se metieran mucho ya – ahora es más divertido pasarse las horas debajo del aparato de aire acondicionado – y de aquí a que vuelva el frío, se les habrá olvidado, ¡o eso espero!.

Salud,
Nür

19/6/09

Retos y Retales

Así se llama mi nuevo blog.

Un reto a mí misma. A esa nueva YO que se ha propuesto terminar todo lo que empiece.
De momento sólo hay una entrada, pero irá creciendo a medida que vaya cumpliendo mi propósito.

¡Espero que os guste!

Salud,
Nür

18/6/09

¿Dónde están las llaves?

Ya tenía este post pensado, pues vistos los comentarios en la entrada del meme, salta a la vista que el tema suscita cierto interés; así que allá voy: Voy a contar el extraño suceso de las llaves.

Miq y yo llevábamos poquito tiempo viviendo aquí, y como fue “dicho y hecho” no teníamos absolutamente nada en casa. Y cuando digo nada, me refiero a que sólo había un sofá en el comedor; una cama de 90cm y un pequeño armario ropero en una habitación.

¿Cómo vivíamos? Pues más felices que dos perdices. Nos teníamos el uno al otro, y la cocina que venía con el piso (así de fea es, la pobre) por lo que no necesitábamos nada más.

Un día íbamos a salir de casa y Miq no encontraba sus llaves. ¡Qué raro! ¿Dónde están las llaves? Cuando la casa está prácticamente vacía es fácil encontrar las cosas, pues no hay demasiados sitios donde mirar… y las llaves no aparecían. Haciendo memoria recordamos que cuando Miq llegó a casa ese medio día, había llamado al timbre, por lo que las llaves, en ese momento, ya no estaban en su poder. La noche anterior sí había entrado con llaves, así que estaba claro que se habían perdido durante la mañana, y a saber dónde.

Total, que no pasa nada, salimos con las mías, cerramos con doble vuelta de llave, y nos vamos a pasar la tarde por ahí. Al volver a casa esa noche, abrimos la doble vuelta de la llave, entramos, voy a dejar el bolso sobre la cama (¿dónde si no?) y allí, en el centro de la cama, las llaves de Miq. Mi cara ya os la podéis imaginar; la de Miq cuando vino a ver qué pasaba, también.

En ese momento te invade una sensación muy extraña. Sabemos a ciencia cierta que las llaves, cuando nos fuimos, no estaban ahí, pues además hice la cama justo antes de irnos esa tarde para ver si estaban enredadas con las sábanas. La cama, al irnos, estaba totalmente vacía, con las sábanas bien estiraditas, lo prometo.

Esa sensación, además, se acentúa cuando piensas que quien quiera que haya tenido el detalle de devolverte las llaves ha recorrido más de medio piso para llegar a la habitación; pudiendo haberlas soltado en el recibidor, en el suelo mismo. Y se acentúa todavía más, cuando después de la mezcla entre la alegría por volver a tener las llaves, y la angustia por pensar que alguien ha entrado en tu casa sin tu permiso, te das cuenta que quien quiera que fuera tiene una copia de tu llave, pues volvió a cerrar con doble vuelta.

Tras pensarlo mucho concluimos que quizá hubiera sido mi suegra; no sabemos cómo ni por qué, pero ella tiene copia, y es posible que entrara y luego volviera a cerrar; pero le preguntamos y no sabía nada. Preguntamos a mi cuñado, y no sabía nada. A los tíos de Miq, y no sabían nada… Nadie sabía nada, así que acto seguido llamamos al cerrajero y cambiamos la cerradura.

Dándole vueltas durante mucho tiempo después, llegamos a la conclusión de que Miq, cuando entró por la noche a casa se pudo dejar las llaves puestas, como ha pasado alguna vez. Lo normal en estos casos es que algún vecino de la planta nos llame al timbre, o que las veamos nosotros al salir. Por la razón que fuera; por alguna razón que desconocemos, quien encontrara las llaves en nuestra puerta aquella noche – si es que fue así – decidió que era una magnífica idea tener una copia de nuestra llave; y también pensó, que volviendo a cerrar con doble vuelta, encontrándonos la puerta tal y como la habíamos dejado, quizá nunca daríamos más vueltas al asunto.

Francamente es algo que a mí no se me olvidará. Más que nada porque no sabes muy bien qué pensar. Tampoco desconfío de ninguno de mis vecinos… Quizá se le cayeran en la calle, al salir del portal y alguien las cogió… quizá, quizá…
Pero de eso hace mucho tiempo, y cambiamos el cerrojo ipso facto, así que fin de la historia.

La suerte que tuvo quien quiera que fuese es que entonces todavía no teníamos a Noya, porque ¡ay! ¡nuestro Noya! ¡Ríete tú del perro más fiero y agresivo de todos! Y si no me creéis le preguntáis a mi suegro y al fontanero, a quienes, sin estar nosotros en casa, Noya acorraló en la cocina y no dejó salir hasta que yo llegué a casa cerca de una hora después.

¿Alguien ve algo en este tema algo que a nosotros se nos haya podido pasar? ¿La clave del misterio?

Salud,
Nür

PD: La vuelta a la rutina un fracaso. Dos díitas más en casa, sólo dos, sólo dos, ¡que sean sólo dos!

16/6/09

¿Vuelta a la rutina?

Hoy, que hace justo un año, un mes, una semana y un día desde que empezó la cuenta atrás; que hace un año y once meses justos que empezamos a buscar a nuestro churumbel etíope; parece que los planetas se alinean, mi cadera deja de doler, o al menos eso parece; y el médico me da el alta.

Así que mañana, vuelta a la oficina sin ningún tipo de ganas – ya le había cogido el gustillo a esto de no ir a trabajar, oyes. He ido andando al ambulatorio (está cerquita) y la verdad es que me molestaba un poquillo la cadera, un leve pinchazo en cada paso, pero soportable. La médico no estaba muy segura de querer darme el alta, pero he insistido, en realidad, porque creo que podré trabajar sin problemas. De todas formas me ha dicho que mañana pruebe, y si aguanto bien, ole, y si no, que vuelva a verla y me da la baja sin pensárselo.

Francamente espero no tener que volver a cogerla, porque significará que estoy bien, y porque dentro de semana y media cojo vacaciones y quiero estar al 100% :D

Lo sé, qué fácil hubiese sido empalmar la baja con las vacaciones, ¿verdad? pero una es como es, y aunque prometo seguir fiel a mis propósitos, una cosa es no estar obsesionada con el trabajo, y otra muy distinta tomar el pelo a la empresa. De todas formas no cantemos victoria, que mañana me esperan 7 horas de oficina, ¡y ya veremos cómo se porta la niña!

Salud,
Nür

15/6/09

Yo, mi, me, ¡meme!

Elen, de Farolillos Chinos me envía un meme para agradecerme que últimamente estoy muy activa en la blogosfera… será que Elen no me conoce bien, ¡¡porque los memes no me gustan!! Pero como mi activismo se debe, en gran medida, al aburrimiento, ¿qué mejor que un meme para combatirlo? Así que, ¡gracias Elen!, allá voy.

Dónde naciste? Dónde vives? Nací en Valencia, vivo en Alicante, en un pueblito de la provincia.
¿Cuál es tu signo del zodiaco? Escorpio
¿Crees en los horóscopos? Nop
¿Cuál es mi color favorito? El tuyo no lo sé, yo, de pequeña, a esta pregunta contestaba que el rojo… supongo que sigue siéndolo.
¿Mar o Montaña? Ambas. Me encanta el mar y tengo la suerte de tenerlo muy cerca, y me chifla la montaña,que también tengo la suerte de tenerla muy cerca.
¿Te gustan los animales? No me gustan los animales, los adoro.
¿Canción favorita? Hmmm… You’ve got a friend, de Carol King
¿Dulce o salado? Dulceeeee, ¿o es que alguien cree que este pandero se hace solo?
¿Comida rápida?? Me gusta muchísimo cocinar, pero no negaré que disfruto con cierta comida rápida.
¿Cambiarías algo de tu vida?
¿Te gusta que la gente te conozca como eres? Soy totalmente transparente, así que que la gente conozca como soy, no es algo que yo decida… sale solo.
¿Qué es lo que más te gusta de internet? La blogosfera y que es un antídoto genial contra el aburrimiento… encuentras una página chula y te lleva a otra, y a otra, y a otra… hasta el infinito.
¿Chateas? Si el messenger es chatear, sí, pero cada vez menos.
¿Te han engañado alguna vez por internet? Hmmm, no lo sé, no creo.
¿Conoces en persona a gente de internet? A bastante.
¿Has ligado alguna vez por internet? Sí!! La era internáutica llegó en pleno apogeo hormonal!
¿Crees en el amor por el chat? Creo en el amor en todas sus formas, colores y orígenes.
¿Crees todo lo que te dicen en internet? Ni todo lo que dicen en internet, ni todo lo que oigo en la radio, ni todo lo que sale en la tele. ¿Cuándo fue la última vez que has llorado? El sábado.
¿Piensas que eres tolerante o intolerante? Esta pregunta no tiene sentido… además, la palabra TOLERANCIA tiene un deje que no me termina de gustar. Creo que soy buena gente, acepto ciertas cosas, y otras las detesto.
¿De qué te gusta hablar? De lo que sea, pero hablar, hablar, hablar hasta por los codos!
¿Cerveza o vino? Coca-Cola Light.
¿Qué estás leyendo ahora? Las Correcciones de Jonathan Franzen.
¿Qué te has roto? La muñeca y el tobillo izquierdos en un accidente de moto a los 16 años.
Di que te emociona y no puedes tener ni comprar con dinero. Las tormentas.
Lo mejor que te ha sucedido en la vida. Conocer a Miq.
Lo peor que te ha sucedido en la vida. Marzo de 2008.
El vaso, ¿medio vacío o medio lleno? Pues depende, pero en este año, el año del positivismo… lleno a rebosar!
¿Te han sucedido cosas extrañas? Sí, algunas. Como aquella vez que nos robaron las llaves de casa y nos las devolvieron dejándolas encima de la cama…
¿Te consideras feliz? Sí.
¿Qué te gustaría añadir de ti? Pregunta más…

1. Elige una foto y publícala…

Noya guapo

2. Explica la foto. El ordenador es nuevo y de las tres que tengo ahora mismo en la carpeta “Imágenes” es la que más me gusta y la que más me representa. Es Noya, uno de mis felinos, y me encanta esta foto con esa mirada tan llena de fuerza.
3. Nomina a cuatro amigas/os. Como siempre… a quien guste de realizar este meme y darse a conocer un poquito más.

Salud,
Nür

11/6/09

Propósitos para la vida, en general

Vengo del médico y traigo noticias buenas, aunque no estupendas. No me da el alta, pero ya no he de estar tumbada, ¡yuju! Ahora también puedo estar de pie. De la única forma que no puedo estar, porque me duele todavía horrores, es sentada. Así que puedo estar por casa y hacer cositas – como el cambio de armario, ¡que ya toca! – aunque siempre llevando cuidado de no hacer movimientos bruscos. Me ha dicho que haga pruebas a ver cuánto tiempo aguanto de pie; es decir que me vaya moviendo pero que en el momento vea que el dolor vuelve, me tumbe otra vez.
No está nada mal, ¿verdad? Yo, al menos, estoy muy contenta. Si todo sigue a este ritmo es probable que la semana que viene ya me pueda dar el alta, aunque claro, siempre y cuando controle el tema de estar sentada, porque trabajo 7 horas seguidas sentada y puede ser mortal.

Como el aburrimiento me mata, esta mañana he estado releyendo un poquito mi blog. Bueno, un poquito no, me lo he leído de cabo a rabo, y no he seguido por el space (donde empecé mis andanzas blogueras) pues no sé por qué. El caso es que me he dado más cuenta, si cabe, de algo que ya sabía y que me disgusta; y es que pocas veces termino lo que empiezo. Esta cualidad ya me la conocía yo, que llevo 27 añitos conmigo misma, pero he decidido hacer una lista de propósitos para la vida; para mi vida. Nada de año nuevo, no, propósitos que deberé cumplir durante el resto de mi vida.

El primero ya lo plasmé aquí a principios de año: Voy a ser positiva. Y creo que lo estoy llevando bastante bien; así que ¡bravo por mí!.
El segundo también lo comenté: Aplicarme aquello de “hay que trabajar para vivir, y no vivir para trabajar”. Una semana antes del fatídico clack en mi cadera ya lo había puesto en marcha; pero he de reconocer que la primera semana de mi baja lo pasé bastante mal pensando en la oficina. Ahora creo que es algo que he superado también.
Y no es que no me de miedo pensar qué me encontraré cuando vuelva (una compañera vino a verme ayer y no me lo pintó muy bien), sino que una vez vuelva, cogeré las cosas por dónde estén, y, una detrás de otra. Además, ya he pensado algo que voy a comentar con el director en el momento vuelva a pisar la oficina, pero como de momento sólo está en mi mente, ya lo comentaré cuando ocurra de verdad.
El tercer propósito va ligado al segundo, pues si lo cumplo tendré tiempo para mí, y si tengo tiempo para mí, podré terminar las cosas que empiece. Ayer le enseñé a mi compi unos trabajillos a punto de cruz que empecé el año pasado – ¡o eso pensaba yo! que al mirar la fecha rondaba el 2006 – y que le pedí a Miq trajera a mi vera cuando me dijeron que debería pasar un tiempo en cama. En todo este tiempo no los había tocado; pero enseñárselos ayer a esta chica me hizo darme cuenta, again, que no termino lo que empiezo, así que ya me lo estoy aplicando, y me he puesto manos a la obra.

Y el último, pero no menos importante, y en el que ya pensé cuando empezó mi reposo absoluto, voy a volver a hacer deporte (de forma light, por supuesto). El belly-dancing no me lo recomiendan, al menos al principio; así que volveré bien a la piscina, o al rodillo (bici), o a salir a trotar, bien a hacer las tres cosas. Sin machacarme, pero sin dejar que la vida sedentaria vuelva a apoderarse de mí.

Y estos son, de momento, mis cuatro propósitos para la vida, que pienso llevar a cabo desde ya -los tres primeros- y desde que pueda moverme con total libertad, el último.

Salud,
Nür

10/6/09

Tanto que pensar

“A los verdaderos amigos se les conoce en la cárcel o en el hospital”. Así reza una de tantas típicas frases sobre la amistad. Yo no estoy en el hospital, es cierto; pero estoy en cama. Esta es mi tercera semana en cama y puedo decir, una vez más, que ya me he percatado de quienes son los que realmente están ahí a las buenas y a las malas.

De muchos de mis amigos no tenía ninguna duda, otros me han sorprendido gratamente, y algunos, más de los que me gustaría, me han decepcionado.

No es que quiera que la gente esté encima mío constantemente, ni muchísimo menos, pero son tres semanas… ¿ni una llamadita? ¿No ha habido tiempo para una mísera llamada de “hey, cómo vas?”?

Pero no se me vayan a creer que sólo pienso en negativo, ¿eh? Que empecé el año cargada de positivismo (aunque me lo hayan esparcido por el suelo y pisoteado un par de veces) y así sigo.

De Suly no hay noticias, y como no entro a ningún foro de adopción no sé cómo va la cosa (¡tampoco creo que en los foros puedas enterarte de algo en serio!). Leí en la web de nuestra Ecai aquello del cambio de ley de adoptabilidad; pero también que las cosas siguen su curso, así que, a esperar un poquillo más.

Por otro lado tanto tiempo en cama me está dando para mucho en internet… tanto que he descubierto miles de páginas que desconocía, y me he adentrado de lleno en el mundo del patchwork para poder hacer una colcha más o menos decente a nuestro churumbel. De momento, claro, sólo me he atiborrado de diseños, formas, combinaciones y miles de ideas, pero en el momento me pueda levantar, voy a empezar con la cosa en serio.

Lo que sí que llevo ya casi al día son los deseos que tenía pendientes de enviar; mi cama parece una papelería con tanta cartulina, pero está valiendo la pena porque pronto quedaré “limpia de deudas” deseísticas. Espero, por otro lado, volver a “endeudarme” pronto, porque a este ritmo no llego a los 100 ni de aquí a que el Suly se me emancipe.

Salud,
Nür

PD: Gracias a todos por vuestros ánimos y por preocuparos... la verdad es voy bastante mejor, ¡quizá ésta sea la última semana!

3/6/09

Hasta las mismísimas caderas

Me gustaría lanzar una pregunta al aire a ver si alguien, quizá conocedor de los entresijos del cuerpo humano, pudiera darme una respuesta válida. Bien, allá va: ¿Cuándo se va a alejar de mí este dolor?

Es algo que me cuestiono últimamente con continuidad. Porque entiendo que me doliera mucho los primeros días y que fuera normal. Porque entiendo que me doliera mucho algún que otro día, después de haber forzado la máquina algo más de lo necesario. Porque entiendo que sea una lesión que cuesta de curar, que lleva su tiempo, que requiere paciencia. Pero lo que no entiendo, lo que por más vueltas que le doy no consigo entender, es por qué sin venir a cuento de nada; y habiendo guardado el mayor de los reposos, un día como hoy ayer duele como si del primer día se tratase. ¿Por qué?

Esto empieza a superarme. Lo siento.

Salud,
Nür

28/5/09

So bored

Noya y Tito se preguntan qué leches hago todo el día en la cama. Les gusta que esté en casa pero estoy segura que preferirían que me levantara, que los achuchara, que les abriera las ventanas; que me moviera, en definitiva.
Ahora los achucho, pero sólo si se arriman a mí; y con estos calores eso ocurre bien poco. Llevan todo este tiempo los dos a mis pies. Cada uno a un lado (Noya a la izquierda, Tito a la derecha), siempre al mismo lado. Cada uno en una esquina, dormitando y mirándome, de vez en cuando y por el rabillo del ojo, a ver si me decido a levantarme.

¡Eso me gustaría a mí: levantarme! Pero de momento la cosa está complicada. Sólo me levanto para ir al aseo y lo paso verdaderamente mal, pero bueno, todo sea por el reposo absoluto y la desinflamación que me permita volver a ser yo misma.

Lo malo de pasar todo el santo día tumbada y prácticamente sola, es que una piensa demasiado; y eso no es bueno. Ayer me dio un bajón-neurótico-histérico pensando en Suly. Se me ocurrió la maravillosa idea de pensar que no nos van a llamar nunca. Que jamás tendremos a nuestro peque en casa. Nada, absolutamente nada apunta a que eso sea así, pero es mi cabeza y yo pienso lo que quiero, ¿o no?. Pues eso, que me pasé media tarde llorando sin motivo real alguno. ¿Para qué os voy a contar? Y lo mejor de todo es que ahora lo pienso fríamente y estoy bien. Estamos a finales de Mayo, faltan tres/cuatro meses para septiembre…¿qué son tres/cuatro meses después de casi dos años de camino? ¡Ay! ¡Que se me cure la cadera ya que voy a terminar loca!

Salud,
Nür

25/5/09

Dancing (in the moonlight)

Que uno no está para según que trotes es algo que no a todos nos gusta reconocer, pero para recordárnoslo ya tenemos a nuestro cuerpo que se encarga de avisar.

El sábado estuvimos de boda. Una de mis amigas del instituto se casaba y ¡allá que nos fuimos todas! La ceremonia, aunque pasada por agua, fue realmente bonita, y la novia nos hizo llorar a todos los presentes cuando leyó sus votos. La pobre hablando y todos sorbiendo mocos “sinf, sinf” y secándonos los ojos con cuidado de no estropear el maquillaje.

La cena también estuvo muy bien. El pescado exquisito, y la tómbola que realizaron los novios, una pasada por original y por los “premios”. Obviamente no me tocó ninguno, y es que ya es algo mundialmente conocido que Nür con el azar no tiene nada que hacer.

Y llegó la hora del baile, y el detallito para las mujeres fue un par de zapatos!! Un par de zapatos a cada una. Bailarinas, sin tacón, azulitas… ¡una chulada!. Así que allá que fui yo a quitarme los tacones para probarme el detallazo, cuando ¡clack! (¡¿clack?!), cadera fastidiada. No quise darle mucha importancia; pensaba que quizá era un tironcito que se pasaría en un momento e intenté estar allí como si nada (sin bailar, claro, porque el dolor era terrorífico), pero al final, y muy a mi pesar, tuve que decidir que lo mejor era irme a casa. Y nos fuimos. Pensaba, también, que después de pasar la noche tranquilita en la cama, el dolor se iría; pero no se fue. No pude dormir en toda la noche, y por la mañana era todavía peor. Así que aquí estoy. En la cama, en mi primer día de reposo absoluto. El médico de urgencias me dijo que al menos he de pasar cinco, pero creo que no aguantaré tanto, aunque si el dolor persiste, no me quedará otra. Y desde aquí hago saber que puedo prometer, y prometo, que cuando esté bien vuelvo a hacer deporte, que tanto tiempo de vida sedentaria, tenían que salir por algún lado.

Esto por decir lo bien que estaba estando bien :D

Salud,
Nür

20/5/09

Qué bien se está cuando se está bien.

Es el tercer día de esta semana en la que decidí que iba a cambiar; es el tercer día que no me quedo currando en la oficina. Llevaba tanto tiempo sin tener las tardes para mí, que se me estaba olvidando lo que es tener tiempo de hacer lo que una quiera. ¡Y me siento tan rebien! A decir verdad, no he parado ni un segundo en estas tres tardes – bueno, de la de hoy aún me queda un buen cacho – pero no he parado porque no he querido y he hecho lo que verdaderamente me ha venido en gana. Di clase de inglés el lunes; pasé la tarde del martes en una clase de cocina (sí, con thermomix) en Alicante, y he ido al médico esta tarde, después de dormir una siesta reparadora que me hacía más que falta. ¿No es genial? Estoy estupendamente porque ni por un segundo me he sentido mal por tener trabajo acumulado, y es que, aunque me ha costado un poco, he conseguido darme cuenta de que por mucho que haga, nunca voy a tener la mesa vacía como a mí me gustaría porque el trabajo no deja de llegar, y llegar, y llegar, así que… uno detrás de otro, y ¡sin apelotonarse!.

En cuanto a lo de coger el trabajo para por las tardes todavía no he decidido nada. Si lo pienso bien, no estaría mal recoger unos cuantos euros para la llegada de Suly, pero por otro lado llega el buen tiempo, he conseguido cambiar el chip, y me gusta la idea de poder pasarme las tardes tomando el sol en la piscina (cuando la abran, el mes que viene). Pero todavía no sé qué hacer, así que ya veremos. Lo consultaré con la almohada un par de noches más y tomaré una decisión.

En cuanto a las opos ahí van. No tengo ganas de estudiarlas y he suspendido una de las pruebas de seguimiento, lo cual no me sorprende en absoluto, pero me ha desmotivado. El caso es que necesito una buena excusa para decir “¡ay va! ¡qué pena! ahora no voy a poder estudiar”, pero no se me ocurre ninguna, jeje. Yo, por si acaso no llega le excusa perfecta (llamémosla X, llamémosla Sulayman) sigo estudiando de rato en rato, no sea cosa que me toque presentarme.

Salud,
Nür.

17/5/09

I’m alive!

A pesar de parecer ausente sigo por la blogosfera, pero no me pronuncio. Leo todos los blogs que tengo en mis fuentes, ¡lo prometo!, pero no tengo tiempo para dejar comentarios. Lo siento, lo siento, lo siento.

Paso mis días en la oficina; y, a pesar de trabajar sólo hasta las 15h, es raro el día que salgo antes de las 19h, aunque esto es algo que estoy dispuesta a cambiar, y no esperaré a que llegue Suly a mi vida para hacerlo. Comenté con el subdirector la situación. Que no podía más. Que necesitaba que algo cambiara en la oficina. Me ofreció una posible solución. No me encantaba, pero me aliviaría trabajo, así que la di por posible. Me dijo que esperara de todas formas a que él la hablara con el director, a ver qué le parecía. Al día siguiente el Dire me llamó al despacho y tiró para atrás la propuesta. La única solución que da a que tenga que quedarme por las tardes a trabajar es, ¡atención!, que me quede por las tardes a trabajar. ¡Yuju! O sea, que no me soluciona la papeleta.
Se le ocurrió la brillante idea de decirme que me cambiará las horas por días libres, como por ejemplo los viernes. Puedo pasar a tener findes de tres días porque yo lo valgo; hay que joderse. Le pregunté en qué me beneficiaba eso, y me dijo que “pues tienes tres días de descanso!!” a lo que contesté, “sí, pero ¿de qué sirve si el lunes cuando llegue voy a tener el trabajo del viernes sobre mi mesa?”. No supo qué contestar… No sé, me da la sensación de que ¡no hablamos el mismo idioma! En fin.

Me han ofrecido un trabajo para las tardes. De 16h a 20:30, y me lo estoy pensando. No porque me haga falta, que no me hace, sino porque he pensado que ya que trabajo todo el día de todas formas, al menos que sea retribuido, ¿no?. Ya veremos qué hago. Un extrasueldo me puede venir bien de cara a la excedencia que ya tengo casi clara que me cogeré cuando llegue el churumbel; aunque me impediría estudiar la oposición dedicándole las horas que merece; pero es que, bien mirado, tampoco ahora le estoy dedicando todo el tiempo que debería porque ¡estoy trabajando!.¡Ay! Es algo que tengo que pensar detenidamente. E igual toca dejar la oposición para otro año, porque, además, estoy algo atascadilla y estoy empezando a cogerle tirria (aggghhhgggh!!!!!)

En cuanto al pequeño Suly, las noticias sobre los cambios en Etiopía no me están afectando demasiado, lo cual es una muestra de que no tengo tiempo ni para pensar, que en ocasiones viene la mar de bien.
Parece que cada vez la cosa se pone más difícil; pero imagino que no hay mal que por bien no venga, y si se realizan cambios legislativos, será por el bien de los menores que es lo que nos preocupa. Y, además, se pongan como se pongan, seguimos dentro del plazo que nos dijeron, así que, relax. (Septiembre, ¡¡¡llegaPREMIO_YOUR_BLOG_IS_FABULOUS ya, leches!!!!).

Y mientas llega septiembre (porque quiere, no porque yo se lo ordene) sigo recibiendo premios que me encantan y que dicen que mi Blog es Fabuloso . ¡Gracias! ¡¡¡Los vuestros también lo son!!!

Volveré prontito para contaros qué decido sobre mi vida profesional; mientras tanto, ¡sed felices!.

Salud,
Nür

8/5/09

Mi Lilypie está de cumpleaños


Pues sí, mi gusanito medidor cumple hoy un año. Hace ya 365 días que nuestro expediente empezó su viaje rumbo a Etiopía...
¡Espero que no haya que celebrar un segundo cumpleaños!

Salud,
Nür

3/5/09

3 de mayo 2009

A todas las mujeres que tenéis a vuestros hijos en casa, o lejos; a las que, como yo, los tenéis en la mente a cada hora aún sin saber quienes son; a las que esperais abrazadas a una foto que llegue la fecha del juicio; a las que lo lleváis en la panza; a todas las madres que me leen, incluída la mía, que no se deja ver, pero sé que pasa por aquí... FELIZ DÍA DE LA MADRE.


20/4/09

Fácil decirlo, pero…

Es tan fácil dar consejos a los demás. Es tan y tan sencillo decirle a alguien “olvídate, no te merece la pena”. Pero en realidad, qué difícil es distanciarse de alguien a quien, a pesar de todo, aprecias. Qué difícil es practicar el desapego.

El sábado fue un día fantástico. Quedé con mi grupo de amigas del instituto. Hace muchos años que dejamos el instituto y aún estamos las cinco unidas. A pesar de la distancia. A pesar de que cada una ha llevado su vida por un camino totalmente diferente. A pesar de que ni un sólo año de instituto coincidimos todas en la misma clase.

Me gusta el rollo que nos llevamos las cinco. Cualquiera que nos vea se preguntará cómo podemos ser amigas, pues somos totalmente diferentes. Quizá sea eso lo que nos une, aunque nunca he creído que los polos opuestos se atraigan – en lo que se refiere a personalidades, claro, que yo en las leyes de la física no me meto –.18042009

Esta entrada se la dedico a una de ellas. La que no sale en la foto porque fue ella quien la hizo. Cada una me es especial de alguna manera, ella me es especial-especial, y eso es algo que no sé ni quiero explicar.

Mimi, mañana hará dos años que te lo dije. No te lo había dicho nunca, y mientras te daba la liga te lo dije: eres especial y te quiero. Te quiero porque vives a 180Km de mi casa y vienes a verme cada vez que tienes un hueco en la agenda. Porque fuiste la primera persona que conocí en el instituto. Porque hacíamos pellas para irnos a jugar con el paint (¡señor, qué tiempos!) al despacho de tu padre en la facultad de matemáticas. Porque si te digo que estoy mal me llamas cada día a ver cómo me encuentro.

Y no quiero que sufras. Y todas las cosas que te dijimos, y que te dije quizá algo subida de tono, el sábado son por tu bien. Porque esas personas no te favorecen. Porque no hacen que tu vida sea mejor, sino que la empeoran. Porque no queremos que sufras. Porque no te lo mereces. Porque no es justo que siempre estés mal. Que sólo pienses en él cuando él no te corresponde, y te hace daño adrede. Porque no queremos que sigas quedando con ella cuando lo único que hace es restregarte en las narices que se cree mejor que tú (no lo es). Porque deberías ver que no son más que compañeros de trabajo. Que ya es suficiente que los tengas que aguantar 7 horas al día, como para encima pensar que son los únicos con los que puedes quedar para salir…

Y esto es a lo que me refiero al principio, esto es lo que digo que es fácil de decir. Es sencillo. Puedes gritárselo a alguien, aún a sabiendas que es prácticamente imposible caer del burro ¿o no?.

Salud,
Nür

PD: ¡Conseguido! Como bien dijo Pilar en su comentario, el programita del que os hablaba en la otra entrada es el Live Writer (se puede descargar aquí), y es una maravilla! Las fotos, los interlineados… ¡todo lo controlas tú y no blogger! Lo único que me falta es averiguar el tema de las “etiquetas”… Seguiremos informando.

15/4/09

Atún, tún, ¿se puede, Doctor?

Esto es una prueba chachirifláutica de un programita que, según Miq, me facilitará la vida a la hora de publicar nuevas entradas en el blog; es decir que no me pondrá las fotos donde él quiera, sino donde yo le diga; no hará los saltos de línea que al blog le vengan en gana; y no se me quedará colgado a mitad publicación haciéndome repetir toda la entrada de nuevo. No está mal, ¿no?. Ahora falta comprobar que sea verdad, porque a estas alturas, una ya no se fía ¡ni de su sombra!

Debería estar estudiando. Lo sé. Pero es que hoy no me encuentro con ganas. Tengo el día muy tonto, así que he estado leyendo temario un par de horitas, sin hacer demasiada fuerza para memorizar, y ahora voy a ver si me pongo con algunos deseos y retales, que soy una malqueda y tengo algunos muy. muy retrasados (¡todo a medias siempre, ché!)

Además, bien es sabido que basta tener que estudiar, para que vengan a la mente un millón y medio de cosas para hacer… ¡y la de ganas que entran de hacerlas! Debe haber algún estudio al respecto porque es un fenómeno bastante expandido; sí, sí. Pero a pesar de pensar en mil y una cosas…mientras sea cosa de memorizar, no va mal, y prueba de ello es que el “seguimiento” del jueves (santo) ¡lo aprobé!¡Yuju! Aunque no sea más que parte del estudio, estoy contentilla.

Y hablando del tema, os diré, a modo de aclaración, y para aquellos que se preguntan qué hace alguien como yo en una empresa como ésta, que la que vale, vale, ¡y punto! No es que me falte modestia, no, es que es la cruda realidad. Me citaron para hacer, junto con tropecientas (349 me dijeron después) personas más unas pruebas entre las que se incluía un test de personalidad, uno psicotécnico, y unos ejercicios matemáticos. 79 personas y yo pasamos esas pruebas (y os aseguro que casi las tropecientas eran de ADE, Económicas, Matemáticas, etc; aunque también había de mi clase de la facultad… y no pasó nadie). Nos citaron para una entrevista personal –individual, claro – y a la semana siguiente me llamaron para decirme que había sido seleccionada. De las 80 personas, sólo 15 fuimos elegidas. Hicimos el cursillo de formación y entramos a trabajar ipsofacto en la entidad. Al año me hicieron la entrevista de “pase a fijo”, y aquí estoy. ¿Dudas aclaradas? :D

Salud,
Nür

6/4/09

Oposito ergo sum

Me he enfrascado en el maravilloso mundo de las oposiciones otra vez. Dije que jamás volvería a hacerlo, y una vez más me convenzo a mi misma de lo cierto que es el dicho aquel de "nunca digas de este agua no beberé...ni este cura no es mi padre". Esta vez la oposición es interna de la empresa, pero no por ello deja de ser oposición.
Después de llegar de vacaciones encontré sobre mi mesa el TOMO I del temario, acusé el recibo, y me enviaron un calendario de estudio. Me han asignado una tutora de la que tengo su correo electrónico y su teléfono para que la llame cuando la necesite (pobrecita, ¡no sabe con quién ha topado!) Según el calendario, el jueves que viene (sí, festivo) tengo la primera prueba de evaluación para que mi tutora vaya realizando mi seguimiento. Estoy acojonada. Soy licenciada en filología inglesa y no tengo ni la más mínima idea de matemática financiera, ni de planes generales contables, ni de medidas de rentabilidad...
Sé de buena tinta que es una oposición en la que tengo pocas posibilidades, pero empecé el año diciendo que era el año del positivismo y voy a hacer todo lo que esté en mi mano para seguir correctamente el plan de estudios e intentarlo. Quizá no apruebe, pero dormiré tranquila pensando que al menos, lo intenté. Por mí, por mi futuro profesional, ¡y por Suly!

Todo esto es un anuncio para mis lectores. Quizá no actualice demasiado (aunque una cosa no quita a la otra) y quizá no os visite con demasiada frecuencia, pero ¡estaré ahí!. Si os soy sincera, no puedo pasar más de 3 días sin leeros.
Sirva esto también para hacer saber que no todos los blogs que leo están en mi enlace "leo casi a diario". Lo voy actualizando de vez en cuando, pero me es mucho más sencillo agregar a las fuentes RSS, y me da pereza ponerme a copiar direcciones.
Aprovecho, ya que hablamos de blogs, para avisar a ciertos propietarios de blogs que me es imposible dejar comentarios... Aquellos que usan una plantilla, supongo, ajena a Blogger, y que a la hora de dejar comentarios se abre una ventanita blanca en el mismo blog... no sé si me explico. Al principio era sólo si tenían confirmación de palabra, que no se me abría... ahora, sin ella, tampoco me deja. Supongo que se trata de una incompatibilidad con mi explorador, pero me da rabia no poder comentaros (a Beatriz y a Ludy en sus blogs de costura, a Merce en "Nuestra historia...", a María, quien recientemente se dejó caer por mi blog... y creo que hay alguno más, pero ahora mismo no lo recuerdo) No es que quiera que lo cambiéis, es simplemente para avisaros que os leo, pero no puedo comentaros.

Y eso es todo. Sólo quería hacerlo saber por si alguien me echa, aunque sea un poquito, de menos en una temporadilla.
Salud,
Nür

PD: Javi, el título de esta entrada, en recuerdo de tu web :D

4/4/09

Flor de Pascua

Si alguien dice conocerme bien, y en su respuesta a "Nombra 5 cosas que le gusten a Nür", no incluye las plantas, podéis estar seguros que no sabe tanto de mí como dice saber.

No sólo me gustan las plantas, sino que disfruto con ellas. Me encanta pasarme un buen rato observándolas y dándoles mimos y si hay algo que siento de veras, es que mi pisín no tenga balcón, ni terraza, ni jardineras en las ventanas. De esta manera, es de imaginar, que mi aficción a las plantas se ve bastante cohibida. El pisín tiene una mini-galería atestada hasta los topes, en la que, como si de un juego de tetris se tratara, he conseguido colocar algunas macetas.

Como no veía la manera de tener plantas en casa - las de interior no valen que tengo dos tigres devoraverde - me resistía a comprar alguna, pero un buen día llegó a casa mi suegra con una flor de pascua. Era noviembre de 2003, y yo llevaba encima el primer catarro que me tuvo en cama un día (jamás había estado "mala de acostarme" hasta que vine a vivir al pueblito). La planta estaba preciosa, pero me daba pena pensar que no llegaría a pasar las navidades... ¡que te lo has creído! Hoy, 3 de Abril de 2009, aquella flor de pascua sigue en casa. En un par de ocasiones he creído que se moría porque se quedaba raquítica con apenas dos hojitas verdes... y luego le da el espabilo, y se llena de hojas, pero como la he visto hoy no la había visto nunca (más que cuando vino, claro). Bien es verdad que tiene las ramas muy largas, y sólo hace hojas en la punta, pero me dijeron que en realidad esa maceta es arbórea... así que estoy deseando poder tener un jardín para plantarla y tener ¡un arbusto de pascua!
El mini-arbusto



Después de aquella, claro, vinieron más plantas, y aunque no tengo muchas debido al mínimo espacio que puedo destinarles, estoy la mar de contenta con mis pequeñas.


El tema de las jardineras es algo que quiero solucionar. Hace un tiempo llamé a un herrero para que mirara la manera de colocar un soporte para evitar la siempre emocionante caída libre de macetas desde un cuarto piso (quinto en cuestión de metros de altura). El herrero vino, tomó medidas y nunca más se supo. Como este pueblito es pequeño, y además el herrero es amigo nuestro, hace no mucho lo encontré por la calle y le dije que estaba esperándolo. A esto, el chico contestó que las plantas se plantan en primavera, así que tenía tiempo - la confianza da asco.

Y aquí estamos: en plena primavera y sin jardineras. Ahora, por supuesto NO quiero que me las haga él. Así que buscaré a otras personas, pediré presupuestos, etc, total, llevo casi 6 años sin ellas, y puedo aguantar un tiempo más.

Salud,
Nür