------------------------------------------------------------------------------------------

28/5/09

So bored

Noya y Tito se preguntan qué leches hago todo el día en la cama. Les gusta que esté en casa pero estoy segura que preferirían que me levantara, que los achuchara, que les abriera las ventanas; que me moviera, en definitiva.
Ahora los achucho, pero sólo si se arriman a mí; y con estos calores eso ocurre bien poco. Llevan todo este tiempo los dos a mis pies. Cada uno a un lado (Noya a la izquierda, Tito a la derecha), siempre al mismo lado. Cada uno en una esquina, dormitando y mirándome, de vez en cuando y por el rabillo del ojo, a ver si me decido a levantarme.

¡Eso me gustaría a mí: levantarme! Pero de momento la cosa está complicada. Sólo me levanto para ir al aseo y lo paso verdaderamente mal, pero bueno, todo sea por el reposo absoluto y la desinflamación que me permita volver a ser yo misma.

Lo malo de pasar todo el santo día tumbada y prácticamente sola, es que una piensa demasiado; y eso no es bueno. Ayer me dio un bajón-neurótico-histérico pensando en Suly. Se me ocurrió la maravillosa idea de pensar que no nos van a llamar nunca. Que jamás tendremos a nuestro peque en casa. Nada, absolutamente nada apunta a que eso sea así, pero es mi cabeza y yo pienso lo que quiero, ¿o no?. Pues eso, que me pasé media tarde llorando sin motivo real alguno. ¿Para qué os voy a contar? Y lo mejor de todo es que ahora lo pienso fríamente y estoy bien. Estamos a finales de Mayo, faltan tres/cuatro meses para septiembre…¿qué son tres/cuatro meses después de casi dos años de camino? ¡Ay! ¡Que se me cure la cadera ya que voy a terminar loca!

Salud,
Nür

25/5/09

Dancing (in the moonlight)

Que uno no está para según que trotes es algo que no a todos nos gusta reconocer, pero para recordárnoslo ya tenemos a nuestro cuerpo que se encarga de avisar.

El sábado estuvimos de boda. Una de mis amigas del instituto se casaba y ¡allá que nos fuimos todas! La ceremonia, aunque pasada por agua, fue realmente bonita, y la novia nos hizo llorar a todos los presentes cuando leyó sus votos. La pobre hablando y todos sorbiendo mocos “sinf, sinf” y secándonos los ojos con cuidado de no estropear el maquillaje.

La cena también estuvo muy bien. El pescado exquisito, y la tómbola que realizaron los novios, una pasada por original y por los “premios”. Obviamente no me tocó ninguno, y es que ya es algo mundialmente conocido que Nür con el azar no tiene nada que hacer.

Y llegó la hora del baile, y el detallito para las mujeres fue un par de zapatos!! Un par de zapatos a cada una. Bailarinas, sin tacón, azulitas… ¡una chulada!. Así que allá que fui yo a quitarme los tacones para probarme el detallazo, cuando ¡clack! (¡¿clack?!), cadera fastidiada. No quise darle mucha importancia; pensaba que quizá era un tironcito que se pasaría en un momento e intenté estar allí como si nada (sin bailar, claro, porque el dolor era terrorífico), pero al final, y muy a mi pesar, tuve que decidir que lo mejor era irme a casa. Y nos fuimos. Pensaba, también, que después de pasar la noche tranquilita en la cama, el dolor se iría; pero no se fue. No pude dormir en toda la noche, y por la mañana era todavía peor. Así que aquí estoy. En la cama, en mi primer día de reposo absoluto. El médico de urgencias me dijo que al menos he de pasar cinco, pero creo que no aguantaré tanto, aunque si el dolor persiste, no me quedará otra. Y desde aquí hago saber que puedo prometer, y prometo, que cuando esté bien vuelvo a hacer deporte, que tanto tiempo de vida sedentaria, tenían que salir por algún lado.

Esto por decir lo bien que estaba estando bien :D

Salud,
Nür

20/5/09

Qué bien se está cuando se está bien.

Es el tercer día de esta semana en la que decidí que iba a cambiar; es el tercer día que no me quedo currando en la oficina. Llevaba tanto tiempo sin tener las tardes para mí, que se me estaba olvidando lo que es tener tiempo de hacer lo que una quiera. ¡Y me siento tan rebien! A decir verdad, no he parado ni un segundo en estas tres tardes – bueno, de la de hoy aún me queda un buen cacho – pero no he parado porque no he querido y he hecho lo que verdaderamente me ha venido en gana. Di clase de inglés el lunes; pasé la tarde del martes en una clase de cocina (sí, con thermomix) en Alicante, y he ido al médico esta tarde, después de dormir una siesta reparadora que me hacía más que falta. ¿No es genial? Estoy estupendamente porque ni por un segundo me he sentido mal por tener trabajo acumulado, y es que, aunque me ha costado un poco, he conseguido darme cuenta de que por mucho que haga, nunca voy a tener la mesa vacía como a mí me gustaría porque el trabajo no deja de llegar, y llegar, y llegar, así que… uno detrás de otro, y ¡sin apelotonarse!.

En cuanto a lo de coger el trabajo para por las tardes todavía no he decidido nada. Si lo pienso bien, no estaría mal recoger unos cuantos euros para la llegada de Suly, pero por otro lado llega el buen tiempo, he conseguido cambiar el chip, y me gusta la idea de poder pasarme las tardes tomando el sol en la piscina (cuando la abran, el mes que viene). Pero todavía no sé qué hacer, así que ya veremos. Lo consultaré con la almohada un par de noches más y tomaré una decisión.

En cuanto a las opos ahí van. No tengo ganas de estudiarlas y he suspendido una de las pruebas de seguimiento, lo cual no me sorprende en absoluto, pero me ha desmotivado. El caso es que necesito una buena excusa para decir “¡ay va! ¡qué pena! ahora no voy a poder estudiar”, pero no se me ocurre ninguna, jeje. Yo, por si acaso no llega le excusa perfecta (llamémosla X, llamémosla Sulayman) sigo estudiando de rato en rato, no sea cosa que me toque presentarme.

Salud,
Nür.

17/5/09

I’m alive!

A pesar de parecer ausente sigo por la blogosfera, pero no me pronuncio. Leo todos los blogs que tengo en mis fuentes, ¡lo prometo!, pero no tengo tiempo para dejar comentarios. Lo siento, lo siento, lo siento.

Paso mis días en la oficina; y, a pesar de trabajar sólo hasta las 15h, es raro el día que salgo antes de las 19h, aunque esto es algo que estoy dispuesta a cambiar, y no esperaré a que llegue Suly a mi vida para hacerlo. Comenté con el subdirector la situación. Que no podía más. Que necesitaba que algo cambiara en la oficina. Me ofreció una posible solución. No me encantaba, pero me aliviaría trabajo, así que la di por posible. Me dijo que esperara de todas formas a que él la hablara con el director, a ver qué le parecía. Al día siguiente el Dire me llamó al despacho y tiró para atrás la propuesta. La única solución que da a que tenga que quedarme por las tardes a trabajar es, ¡atención!, que me quede por las tardes a trabajar. ¡Yuju! O sea, que no me soluciona la papeleta.
Se le ocurrió la brillante idea de decirme que me cambiará las horas por días libres, como por ejemplo los viernes. Puedo pasar a tener findes de tres días porque yo lo valgo; hay que joderse. Le pregunté en qué me beneficiaba eso, y me dijo que “pues tienes tres días de descanso!!” a lo que contesté, “sí, pero ¿de qué sirve si el lunes cuando llegue voy a tener el trabajo del viernes sobre mi mesa?”. No supo qué contestar… No sé, me da la sensación de que ¡no hablamos el mismo idioma! En fin.

Me han ofrecido un trabajo para las tardes. De 16h a 20:30, y me lo estoy pensando. No porque me haga falta, que no me hace, sino porque he pensado que ya que trabajo todo el día de todas formas, al menos que sea retribuido, ¿no?. Ya veremos qué hago. Un extrasueldo me puede venir bien de cara a la excedencia que ya tengo casi clara que me cogeré cuando llegue el churumbel; aunque me impediría estudiar la oposición dedicándole las horas que merece; pero es que, bien mirado, tampoco ahora le estoy dedicando todo el tiempo que debería porque ¡estoy trabajando!.¡Ay! Es algo que tengo que pensar detenidamente. E igual toca dejar la oposición para otro año, porque, además, estoy algo atascadilla y estoy empezando a cogerle tirria (aggghhhgggh!!!!!)

En cuanto al pequeño Suly, las noticias sobre los cambios en Etiopía no me están afectando demasiado, lo cual es una muestra de que no tengo tiempo ni para pensar, que en ocasiones viene la mar de bien.
Parece que cada vez la cosa se pone más difícil; pero imagino que no hay mal que por bien no venga, y si se realizan cambios legislativos, será por el bien de los menores que es lo que nos preocupa. Y, además, se pongan como se pongan, seguimos dentro del plazo que nos dijeron, así que, relax. (Septiembre, ¡¡¡llegaPREMIO_YOUR_BLOG_IS_FABULOUS ya, leches!!!!).

Y mientas llega septiembre (porque quiere, no porque yo se lo ordene) sigo recibiendo premios que me encantan y que dicen que mi Blog es Fabuloso . ¡Gracias! ¡¡¡Los vuestros también lo son!!!

Volveré prontito para contaros qué decido sobre mi vida profesional; mientras tanto, ¡sed felices!.

Salud,
Nür

8/5/09

Mi Lilypie está de cumpleaños


Pues sí, mi gusanito medidor cumple hoy un año. Hace ya 365 días que nuestro expediente empezó su viaje rumbo a Etiopía...
¡Espero que no haya que celebrar un segundo cumpleaños!

Salud,
Nür

3/5/09

3 de mayo 2009

A todas las mujeres que tenéis a vuestros hijos en casa, o lejos; a las que, como yo, los tenéis en la mente a cada hora aún sin saber quienes son; a las que esperais abrazadas a una foto que llegue la fecha del juicio; a las que lo lleváis en la panza; a todas las madres que me leen, incluída la mía, que no se deja ver, pero sé que pasa por aquí... FELIZ DÍA DE LA MADRE.