------------------------------------------------------------------------------------------

15/3/08

Un día.

Hoy hace justo una semana de un día un tanto - ¿cómo llamarlo? - especial. Hoy hace justo una semana del 8 de Marzo, que, a pesar de ser el día internacional de la mujer, también fue la jornada de reflexión para las últimas elecciones generales. Pero no llamaría especial a ese día por estas cosas, pues la primera es anual y está establecida desde hace ya años, y la segunda, francamente, me es "indisoluble".

Fue un día especial por otras dos cosas. Primera porque fuimos a ver Garrick, del Tricicle. Hacía mucho tiempo que no veía a este trío, y, al igual que el resto de las veces, no me decepcionaron(qué jartá de reir, oyes!); y segunda porque fue el día en que "recogieron" a mi padre, que para el que no lo sepa quiere decir que un coche se lo llevó por delante mientras él iba en la bici.

Que nadie se asuste más de la cuenta que, afortunadísimamente, no ha pasado nada grave; tan sólo se rompió las dos rótulas, y tuvimos la suerte - él tuvo la suerte - de que lo operaron de urgencia el mismo día y ahora sólo cabe ir a mejor cada minuto que pasa.

Desde aquí, y aunque de momento no puede leerme - mañana le daremos el portátil que le hemos comprado! - envío todo el ánimo que tengo a mi padre para que vaya mejorando y los meses de cama se le pasen volando; y a mi madre también, que, aunque sana, tampoco es una situación fácil para ella.

Ánimo papá! Ánimo mamá!
Mañana nos vemos!

Salud,
Nür.

8/3/08

A vosotras

¡FELIZ DÍA DE LA MUJER!

5/3/08

¡¡¡¡¡¡ Somos Idóneos !!!!!!

Y a buen entendedor, pocas palabras bastan.

Salud,
Nür.

Y ahora, si me permitis... VOY A GRITAR DE ALEGRÍA!!!
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

2/3/08

De padres e hijos

Leo en el blog de Pokhara sobre los niños y me da por pensar.
Hoy en día lo único que se escucha por ahí sobre los niños es que no se tiene tiempo para ellos, que los padres no los ven (¿dónde leí algo sobre padres de niños horizontales porque sólo los veían durmiendo?), que si el trabajo, que si el estres, que si pitos y que si flautas. No digo que no haya algo de cierto en esto, pero personalmente creo que lo que pasa es que hoy en día la gente es muy cómoda, y quiere tener un hijo y seguir llevando la misma vida que llevaba hasta antes de tenerlo, y eso no puede ser.
No puedes tener un hijo y dejarlo ahí, que vaya creciendo a su ritmo. Que te lo eduquen en el colegio y que te lo entretengan por las tardes en las clases de ballet. Un hijo requiere un esfuerzo, y además muy grande. A un hijo hay que educarlo, mimarlo, quererlo e inculcarle unos valores. A un hijo, en la primera fase de la vida, hay que atenderlo cuando llora, hay que darle de comer si tiene hambre, y cogerlo en brazos si no quiere caminar. Más adelante hay que escucharlo, hay que hablar con él, hay que jugar si nos lo demanda. Y aún más adelante hay que animarlo a poner en marcha sus proyectos, ayudarlo cuando nos pida socorro, y seguir hablandole y escuchándole.Pero, por supuesto, es muchísimo más cómodo no hacer nada de esto. Es muchísimo más cómodo seguir métodos bestiales sobre cómo enseñarles a dormir (Quién necesita que le enseñen a dormir?? No es algo natural? El cuerpo no te pide dormir cuando no puedes más?) a la hora que a ti te venga bien. Sí, porque si lo piensas en el fondo es eso. Si antes de tener un hijo, a las 22h me ponía a ver la película... porqué voy a dejar de hacerlo ahora? El niño a las 22h tiene que estar ya durmiendo, y sin molestarme.
Todo esto, por supuesto también ocurre en el resto de etapas de la vida, cada una de ellas con sus particularidades. Así pasa lo que pasa, que falta comunicación entre padres e hijos, que falta sociabilidad, que falta de todo, y la prueba está en las aulas de los institutos de unos años a esta parte. No quiero ni pensar en qué se convertirán esos niños a los que hoy dejan llorar hasta 45 minutos (¡¿?!) porque "tienen que aprender a dormir".
En fin, no sé si me explico; me vienen muchas ideas a la mente y no sé cómo ponerlas en orden...

Sobre todo esto, pero mucho más detallado, mejor argumentado y con datos extraidos de estudios al respecto, hay un libro que leí hace poco y que, francamente, recomiendo a todo aquel que tenga en mente ser padre, aunque sea en el futuro, a todo aquel que ya lo sea, y a todo aquel que, aunque ni se le pase por la cabeza, quiera tener una visión más natural y menos bruta de lo que es el cuidado de un hijo. Bésame mucho de Carlos González.

Salud,
Nür