------------------------------------------------------------------------------------------

31/7/09

Bajo cero

Miq de viaje.
Mal rollo con un compañero de trabajo.
31 de Julio (y sin noticias).
Los gatos han tirado la cámara de fotos al suelo y se ha roto el objetivo.

Feliz fin de semana, de corazón. Por mi parte voy a intentar que lo sea.

Salud,
Nür

28/7/09

La quedada, el cumpleaños, y los retales

Primero de todo muchísimas gracias a todos por volcaros tanto y tan rápidamente con mi entrada anterior. Si alguien se pregunta qué sentido tiene un blog, lo que he sentido esta tarde al ver tal cantidad de comentarios en tan poco tiempo, es la respuesta.

Este finde lo hemos tenido completito, ya que como dije anteriormente, el sábado se celebró un encuentro organizado por Gloria en el que conocimos personalmente a Fátima, a Fernando, y a su peque Armel, que ¡está para comérselo!. Fue una lástima que Miq y yo no pudiéramos pasar todo el tiempo que nos hubiera gustado, pero el trabajo y los compromisos familiares no nos lo permitieron, aunque aún así, disfrutamos de una comida en buena compañía y una sobremesa lo suficientemente larga como para marcharnos de allí sintiendo que habíamos estado con amigos de toda la vida. ¡Espero que las sensaciones fueran recíprocas!.

A parte de la quedada este finde también aprovechamos para celebrar el cumple de Miq, que se me hace mayor aunque él lo niegue, y como es costumbre le hice un regalo gordote que imaginaba le encantaría, y así fue. Si el año pasado el regalo era directo para Suly; este año ha sido indirecto, pero también con miras al churumbel, pues le ha caído una cámara de fotos chula, chula, que no dudo viajará con nosotros a Etiopía y donde sea menester. Y como lo más divertido de tener cámara nueva es hacer el payaso delante de ella, aquí un documento gráfico: IMG_0038Y es que en otra situación no, pero con una cámara delante saco lo mejorcito de mí (¿notáis el tono irónico? jejeje). Ale, y así los que decís que no pongo fotos mías, ya no podéis quejaros.

Por tanto, y como ya tengo cámara decente, voy a ponerme poco a poco a retratar todos y cada unos de los deseos y retales que me han ido llegando, para llenar un poquito mi otro blog, que puede parecer que ha caído en el olvido, pero nada más lejos de la realidad.

Salud,
Nür

27/7/09

Lágrimas negras

Esta tarde he llorado mucho, mucho. Me cuesta recordar cuándo fue la última vez que lloré de ese modo y es que, el año del positivismo sigue su curso pero una, a veces, se derrumba.

Voy a contar algo que no había contado porque, para ser sincera, esperaba dar una alegría pronto, pero siento que si lo escribo me sentiré mejor.

Hace un mes y pico hablamos con la Ecai. Tenemos muy claro que nos dijeron en septiembre, pero la curiosidad nos corroía. Necesitábamos saber. No somos pesados. No preguntamos cada dos por tres. No llamamos siempre que nos gustaría, pero tampoco somos de piedra y siguiendo el código de conducta de madre adoptante, hace un mes y pico tocaba preguntar. Llevamos una pequeña alegría y es que tenemos cuatro familias delante con nuestro mismo perfil. Lo que quiere decir que en el momento lleguen cinco asignaciones aptas a esos perfiles, tendremos foto de Sulayman. Así que volvimos a estar allá arribota, sin decírselo a nadie, sin crear falsas esperanzas a los que a nuestro alrededor sufren tanto como nosotros por la llegada de nuestro churumbel.
Y seguíamos allá arriba, siempre con la frase de “si a 31 de julio no os han preasignado, haceros a la idea que para finales de septiembre” en la mente, pero muy, muy felices. Hasta hoy, que no sé por qué, supongo que porque tocaba, me he dado cuenta que estamos a 27 de julio; que quedan sólo 4 días hasta el 31; que nada dentro de mí dice que nos vayan a llamar esta semana – aunque ya no sé qué es mejor, porque a lo largo de este proceso creo que he tenido 152 veces el presentimiento de “es hoy” :D – que llegará el viernes y entonces deberemos esperar un mes y pico más. Que nada nos dice que nada más volver a ponerse en marcha a finales de septiembre nos vayan a llamar… que veo las navidades 2009-2010 sin nuestro Suly, que no entiendo que en un mes no hayan llegado 4 asignaciones… que me estoy volviendo loca (si es que no lo estoy ya). Como a alguien, cuando tenga aquí al peque, se le ocurra decirme que no es igual que un hijo biológico porque no he parido y por tanto no he sufrido… ¡me lo como!

Y por lo demás, todo estupendamente, así que sin motivos para estar triste. Y es que la llorera de hoy me ha servido para desahogarme y me he quedado como nueva (ya lo dicen los oftalmólogos, que ¡hay que llorar para limpiar el lacrimal de vez en cuando!).

Salud,
Nür

PD: Próximamente hablaré de premios (¡mil gracias!) y de encuentros como el del sábado en Guardamar…

22/7/09

Varios vacacionales (y III)

Se terminaron las vacaciones. Desde el lunes estoy trabajando de nuevo, pero no me quejo porque las vacaciones las he disfrutado al máximo y con mi nueva filosofía de vida (Relax, relax, relax) estoy de lo más relajada y eso me hace mucho, mucho bien.

En los últimos días de vacaciones he disfrutado de reencuentros con compañeros del cole y del instituto, y si bien reconozco que tanto uno como el otro me daban un poco de yuyu, también admito que lo pasé de categoría y no imagino unas horas mejor empleadas.

Lo que me gustaría saber es la impresión que se llevarían de mí, jeje, sobre todo los compañeros del cole, porque la Nür que ellos recordaban ni de lejos se asemeja a la de ahora – antaño era algo tímida de más, qué le vamos a hacer – que no calla ni bajo el agua.

En cuanto a las novedades que comenté anteriormente, y que siguen sin tener nada que ver con Sulayman, decir que ¡hemos comprado una casa!; aunque, en realidad, de momento sólo hemos dado la entrada y hemos firmado un contrato, porque comprarla-comprarla, dependerá de que mi estimada entidad nos conceda una hipoteca. Que es lo que dice Miq, “si están planeando tirarte, ahora te vas a enterar”… aunque mirado por el otro lado, si me la conceden, tengo trabajo asegurado por una larguísima temporada.

Y poco más, que sigo algo desaparecida de la blogosfera pero estoy aquí. Os leo a todos, pero no puedo comentar en cada post; ni siquiera en cada blog, porque el cúmulo es bastante grande, y me costaría unas cuantas tardes ponerme al día. Pero, ¡eh!, ¡no se me amontonen! Relax, relax, relax.

Salud,
Nür

14/7/09

Varios vacacionales II

DSC03237

Hemos pasado cuatro días en Agua Amarga, Cabo de Gata, y puedo decir que han sido cuatro días de gloria. Ya habíamos estado en Cabo de Gata, pero en una situación muy diferente, pues fuimos hace cinco años en semana santa a hacer tres días de ruta a pie desde el faro hasta Las Negras, durmiendo en la playa y bajo el agua (porque en Cabo de Gata llueve de media tres días al año, y aquél año coincidieron con nuestra estancia allí. Increíble, pero cierto)
Aquella vez tuvo su aquél. Lo pasamos fenomenal, nos cabreamos con la meteorología, nos reímos de la situación, y tras pasar tres días enteros bajo el agua, sólo deseábamos llegar a casa – ¡a casa! – para quitarnos la ropa empapada y lavarnos los dientes (eso yo, que tengo una fijación extraña con el tema del lavado dental)

Esta vez, en cambio, hemos ido como los señores. Hemos estado cuatro días en un hotelito de ensueño, y he sabido lo que es “descansar” de verdad de la buena; y eso que, a mi edad, y en mis circunstancias (sin hijos, entiéndase) no creía estar tan “cansada”.

Estas vacaciones, además, me han proporcionado un bonito bronceado, así que estoy la mar de contenta, pues no hay rastro de la chuscarrada de días atrás :D

Aprovechando las horas post-playa y pre-piscina, he leído El mundo después del cumpleaños, de Lionel Shriver, y aunque no es Tenemos que hablar de Kevin (nada volverá a ser como Kevin) he determinado que Shriver es, sin duda, mi autora preferida, al menos en cuanto a literatura actual se refiere. (BlackBetty, creo que no te defraudará ;)

E iba a contar algo más, pero el calor me tiene aplatanada, así que voy a cortar aquí, y escribiré un “Varios vacacionales (y III)” con alguna que otra novedad, aunque, desafortunadamente, nada que ver con Sulayman, (no se me vayan a hacer ilusiones)

Salud,
Nür

6/7/09

Varios vacacionales

Llevo una semana de vacaciones y me da la sensación de que llevo la vida entera. ¡Así da gusto! Estoy disfrutando de lo lindo de mis días sin pensar, ni por un segundo, en nada que no me haga sentir bien.

Me he levantado muy pronto esta mañana, pues Miq salía de viaje temprano y me he despertado al oírlo marcharse; y como a esas horas tan tempranas el calor todavía no aprieta he abierto todas las ventanas dejando que el airecillo fresquito se colara por todos los rincones de casa… ha sido una sensación francamente agradable.
Tirada en la cama he terminado el libro que leía estos días. Es muy cortito y además son cuentos de a penas tres hojas, por lo que ha sido lo refrescante y descongestionador que esperaba.

El resto de la mañana la he pasado terminando la base de datos de nuestra biblioteca personal. La empecé hace un tiempo, cuando me hice el ex-libris, pero la tenía a medias – para variar – así que hoy ha sido el día en que me he propuesto terminarla, y ¡por fin! tengo todos nuestros libros fichados y cuñados.
Reconozco que no me gusta prestar libros. La gente tiene esa rara manía de no devolverlos nunca… y no es que generalice, es que me ha pasado con muchos, así que no presto un libro a menos que sepa a ciencia cierta que me va a ser devuelto – o sea, que sólo se los presto a mis padres; increíble, pero cierto. Pero por si algún día se me pasa la neura y presto uno de mis títulos a alguien, los tengo todos marcaditos con mi ex-libris, que no es garantía de que te lo vayan a devolver, pero al menos, al que se lo quede, le pesará en la conciencia (o no) al ver mi cuño personal. (No lo cuelgo porque no me gustaría que alguien lo copiara. Me lo diseñó una amiga que se dedica al diseño profesionalmente, y aunque a mí me lo regaló, cobra por su trabajo, así que no me parecería justo que alguien lo viera, le gustara, y se lo agenciara. Lo siento.)

En otro orden de cosas, el miércoles pasé la mañana en la piscina de una amiga, y tan fresquita estaba el agua, y tan bien lo estuvimos pasando, que no nos dimos cuenta que el sol pegaba que daba gusto, y, a pesar de la protección del 15, me chuscarré a base de bien. He estado desde entonces hartándome a crema hidratante, pero parece ser que ha sido inevitable pelarme. Ayer empecé a pelechar y doy pena, penita, pena, de verdad. Supongo que el sol del sábado en Xeresa, donde conocí a varias amigas blogueras, terminó de rematar la faena :(

Y sí, es que el sábado, al final, sí fuimos a la carrera popular de Xeresa, y allí coincidimos con amigos blogueros-adoptantes que ya conocíamos, y conocimos a algunos nuevos. Fue genial. La verdad es que cuando “conoces” a alguien a través del blog durante mucho tiempo, conocerlo en persona es como volverlo a ver después de una larga temporada. Y eso es lo que me pasó con Ester y Gloria (y Lolo), que las encontré entre la multitud y me acerqué a saludarlas como si nos conociéramos de toda la vida. Pasamos una tarde estupenda, aunque acalorada, y espero que podamos volver a repetir porque, chicas, ¡sois geniales!. ¡A ver si para entonces ya hay un peque más en el grupo! (ojalá, ojalá, ojalá).

Salud,
Nür

1/7/09

De libros

En los últimos meses he desperdiciado la mayor parte de mi vida trabajando, por lo que no he tenido tiempo para nada más; pero ya antes de fastidiarme la cadera decidí cambiar en ese aspecto, y así lo he hecho.

Ese gran cambio, como ya he comentado otras veces, ha supuesto tener tiempo para mí, y dedicarme a lo que me gusta, como por ejemplo, pasar horas y horas leyendo.

No recuerdo cuándo empecé con Ébano, de Ryszard Kapuscinski, pero me da a la nariz que fue por allá por septiembre. Que un libro interesante me dure tanto tiempo no puede significar más que lo que significó: Que no disponía de tiempo. Ahora Ébano es un libro ya leído que me ha fascinado – sobre todo los pasajes sobre Etiopía – y que recomiendo encarecidamente.

Desde mi “revelación” he dedicado todo el tiempo que he querido a la lectura, y tanto ha sido así, que acabo de cerrar Las Correcciones, de Jonathan Franzen. Setecientas y pico páginas de descripciones imposibles, que me han tenido enganchada hasta tal punto de no ser capaz de ver el momento de apagar la luz y echarme a dormir. Reconozco que al principio me resultó pesado; reconozco también, que este libro estaba en la estantería desde 2002, cuando lo empecé y, siguiendo mi línea de las veinte primeras páginas, lo volví a dejar en su sitio. Esta vez ha sido diferente. Lo vi y me apeteció leerlo, intentarlo de nuevo; y aunque volví a pensar que era demasiado denso, esta vez logré pasar de la página 20 porque había algo que me decía que me iba a gustar. Y así ha sido.

Ahora tengo varios pendientes de leer… uno de ellos el nuevo de mi venerada Lionel Shriver, El mundo después del cumpleaños; libro que reconozco me da algo de miedo leer por si no cumple con las expectativas, y es que, como ya comenté en su día, Tenemos que hablar de Kevin dejó el listón muy, pero que muy alto; tanto, que hasta la fecha no ha habido libro capaz de alcanzarlo (no digamos de superarlo).

Y para descansar un poco de tanto libro gordo, y despejar un poco la mente antes de lanzarme a descubrir si Lionel sigue siendo santa de mi devoción, he decidido que hoy empezaré con Mujeres de ojos grandes, de Ángela Mastretta, que parece, al menos a simple vista, ser altamente refrescante. Ya os contaré.

Salud,
Nür