------------------------------------------------------------------------------------------

29/9/08

Recortes (y II)

Mr.Lump sigue conmigo, pero ha menguado considerablemente, por lo que creo que no debo preocuparme demasiado. Me da a mí que se ha dado cuenta que no merece la pena vivir en mi nuca, si total ando siempre con el pelo suelto, y mundo no ve mucho.

Aprovechando que tenía que ir a la farmacia a comprar la pasta de dientes -una es así de delicada, y no le sirve cualquiera - pregunté a la farmacéutica si conocía a algún pariente de Mr.Lump, y, tras observarlo detenidamente, me tranquilizó diciendo que tiene toda la pinta de ser hormonal (que digo yo que será del embarazo, que tengo las hormonas revolucionadas), y que en un par de días se me iría. ¡Y acertó! Bueno, eso parece al menos.

A parte de enterarme de que tengo las hormonas inquietas, este fin de semana también he descubierto que soy una tabla. Tal cual. El viernes en la clase de danza no solo confirmé que oído no tengo en absoluto, sino que descubrí que sentido del ritmo tampoco. ¡Pero qué manera de reirme! Francamente, disfruté como una enana, así que el viernes que viene voy a por la segunda clase, a ver qué tal se da.
Lo mejor fue que hice más ejercicio del que parecía (las agujetas en la tripa del sábado lo confirmaron) y que llegué a casa cansada y con la sensación de haber movido el esqueleto - aunque insisto en que sólo lo movía mentalmente, porque ¡soy incapaz de mover nada que no sea el culo!
Lo más gracioso de todo es que tenemos que llevar un pañuelo de moneditas atado al culo. Al principio pensé que sería para darle un aire más oriental al tema, pero descubrí que es un arma de la profesora para saber quién está moviendo el trasero cuando sólo deberían moverse los pectorales. "Nür,¡¡ no muevas el culo!!" y yo allí "Si no piticlín piticlín lo estoy piticlín,piticlín,piticlín, moviendo, piticlín, piticlín" Un espectáculo.

Yo sólo confío en que esto sea cuestión de práctica, y algún día sea capaz de mover la parte del cuerpo que la profesora mande.

Salud,
Nür

26/9/08

Recortes

Como parece que Sulayman se ha convertido en el tema central de este blog, y ahora mismo ya sólo nos cabe esperar, por lo que noticias al respecto no va a haber hasta la preasignación, voy a tener que volver a contar las insulsas anécdotas que acontecen en mi vida diaria, y que poco importan a los mortales.

Para empezar comentaré que esta mañana me he dado cuenta de que somos dos viviendo en mi cuerpo, y no, no es que esté embarazada, sino que un bulto extraño se está adueñando de mi nuca. Al principio parecía poca cosa, pero conforme ha ido pasando el día su tamaño ha aumentado considerablemente, y me da que le falta poco para empezar a hablar. Yo, por si acaso, no lo toco ni le digo nada, a ver si se da cuenta de cuán aburrida es mi existencia, y decide largarse de okupa al cuerpo de otro individuo.

El ente, por supuesto, se ha venido a vivir conmigo ahora que nos acercamos a la salida de la Wedding's Marathon, y es que mañana tenemos la primera de tres bodas seguidas: una cada fin de semana hasta el 11 de octubre. Después tendremos un pequeño descanso y el primer fin de semana de noviembre la, de momento, última etapa! Y digo de momento porque nunca se sabe, que este año parece que las bodas nos salen de debajo de las piedras - a lo largo del año hemos asistido ya a 3, y hay una más que nos coincide con otra y no podremos ir. Total, que como iba diciendo, mientras Mr.Lump y yo sigamos juntos, nada de recogidos!

Y para terminar, voy a confesar que esta noche asistiré a la que probablemente sea mi primera y última clase de danza del vientre. Estas cosas me pasan por hacerle caso a mi cuñada, que quiere aprender pero no quiere ir sola, y me enreda a mi también. Así que ya veremos, porque yo otra cosa sí, pero vientre no es que tenga mucho - por no decir nada - y no sé si seré capaz de mover algo que no sea este tremendo trasero que la genética me ha dado.

Salud,
Nür

Fotos de nuestro nuevo comedor (ya con muebles y sin pintores) en próximas entradas.

22/9/08

Una tarde en las trincheras

Noya y yo nos hemos atrincherado en el estudio. Hemos conseguido encontrar cómo llegar, él hasta su castillo (un rascador enoooorme que les compramos hace poco, y del que ya no se bajan ni a la de tres) y yo hasta el pc. ¡Y hasta he conseguido sentarme en una silla!
La razón por la que nos hemos atrincherado es porque los pintores ya están aquí. La idea era que vinieran más adelante pero el jueves pasado nos avisaron los de los muebles que los traían esta semana mismo, y nos ha tocado llamarlos a toda prisa.
De momento sólo van a pintar el comedor, y más adelante, quizá en dos semanas, y antes de que vengan a poner la calefacción, vendrán a pintar el resto del piso. Ha sido un verdadero caos vaciar el comedor casi en su totalidad; y digo casi porque La Moral ¡no la saco ni loca!, ¡con lo que pesa!. El resto de muebles se han ido fuera porque ya no los queremos (bueno, no es eso, pero es que vamos a sustituirlos por unos más bonitos) y a una tía de Miq le hacían papel, pero lo peor, sin duda, son los trastos, ¡ay! la de cosas que se acumulan. He llenado más de 10 cajas (grandes) y bolsas de cd's, dvd's, libros y fotos - con sus marcos - y he tenido que meterlas aquí, en la habitación azul (o estudio), por lo que es complicado adentrarse hasta la mesa donde se encuentra el pc.
Pero no sólo hemos ocupado esta habitación, la de Suly, que yo la tenía ya tan rebonita y ordenada ha sido invadida por los cuadros y algunos muebles que, en principio, hemos decidido que se queden en casa. ¡Estamos atascados! ¡Toda la casa llena de trastos fuera de sitio! Excepto el comedor, claro.
En fin, voy a ver cómo va la cosa... que de momento pintar no han pintado nada, pero eso sí, me han llenado la pared de parches; y es que tú la ves perfecta, pero los pintores se ponen a tapar grietecitas, agujeros y tal... ¡y te la dejan hecha un cuadro! Menos mal que cuando la pinten va a quedar chula, chula, de verdad.
Salud,
Nür

Tito ha decidido irse a nuestra habitación a tirarse en la cama, que es más cómoda que la trinchera. Asocial, que es el pobre.

15/9/08

No es cierto

que la gente cambie de parecer al ver la carita de un niño. No es cierto que quien no acepta la adopción como forma de p/maternidad lo acepte como si tal cosa en el momento ve una criaturita indefensa. Y quiero que se sepa.
Hace un año y dos meses que emprendimos este viaje. Sulayman todavía no está aquí, y ya hemos visto de todo. Desde el amigo que se lo cuentas y te pregunta si viste el partido de ayer noche, hasta el que se emociona y se involucra tanto como tú. Los del primer grupo notas cómo van desapareciendo, poquito a poco; algunos son astutos y lo hacen disimuladamente, que casi ni te enteras; otros, sencillamente, no te vuelven a llamar más (sí, gente a la que considerabas amiga, gente con la que quedabas todos los fines de semana). Los del último viven cada nuevo paso tan intensamente como tú y comparten absolutamente todo el proceso contigo. Entre medias está la gente que al principio se queda sin saber qué decir; gente que muy probablemente te plantee ciertas dudas, que no te entienda mucho, pero que poco a poco se va haciendo a la idea, y acaba incluso interesándose por todo el proceso.
Y esto no sólo se vive en el grupo de amigos, también en la familia. Los hay. Los hay que no lo apoyan y te lo demuestran, y no cambiarán de opinión cuando vean al nuevo miembro, por pequeñito que sea.

Pero, igual que se van, vienen; y podemos decir que hemos ganado más amigos de los que hemos perdido. Hemos conocido un montón de gente nueva que está completamente involucrada con nuestro proceso, y, es esta gente la que te hace feliz, y la que te hace seguir adelante, y la que te demuestra lo que vale una amistad, aunque sea en la distancia y/o a través de una pantalla.

Gracias a todos los que estáis desde el principio; a los que habéis ido apareciendo y engrosando nuestra agenda de amigos; a todos los que os emocionais y sufris conmigo los altibajos emocionales de este duro viaje.

A los que habéis desaparecido, aún a sabiendas que ni siquiera leeréis esto, que os vaya bonito.

Salud,
Nür

11/9/08

¡No me lo puedo creer!

Esta mañana hemos ido Miq y yo a la oficina de la ONG (o ECAI, que es como se llaman las agencias de mediación para adopción internacional) con la que estamos trabajando para llegar a nuestro churumbel etíope. Hemos ido porque nos faltaban una foto en el álbum familiar que hay que entregar para que las autoridades etíopes vean la casa tan chula y la familia tan guapa - esto lo digo yo - que va a tener el churumbel.
La foto que nos faltaba era, justamente, una de Miq y mía. Con la emoción de buscar fotos bonitas (¡a mi estas cosas me encantan!), hacer algunas nuevas, y montar el álbum, ¡se me olvidó poner una nuestra! Y claro, así no valía. Total, que hoy nos hemos decidido y la hemos llevado (como ese álbum no hay que traducirlo ni legalizarlo, ni mandarlo a París ni nada, tiempo teníamos y no nos hemos dado mucha prisa).
Para no violar otra vez más mi código de conducta de madre adoptante he decidido que iríamos, entregaríamos la foto - en realidad hemos entregado el álbum entero otra vez, para que no quedara hecho una chapuza - y a casa sin preguntar.
Nos han hecho pasar y sentarnos en la salita donde hemos estado siempre que hemos ido; una sala de estar francamente acogedora, pues esta ECAI trabaja también con Bolivia - empezaron sólo con Bolivia, lo de Etiopía es relativamente nuevo - y todo tiene un aire muy boliviano: el mantel, las telas, los cuadros, las fotos de los niños que han ido viniendo, en fin, que es un lugar en el que te sientes bien, y no te da la sensación de estar en la sala de espera de un dentista.

Cuando saco el álbum de la carpeta que nos acompaña desde el principio en este viaje, dice la chica "como ya ha vuelto de París, hoy mismo sale para Addis (capital de Etiopía)" yo me he quedado helada sin saber muy bien qué decir, y Miq, que vive en su propio mundo dice "ah, que ¿cómo va el tema de la traducción?", y entonces la chica nos ha dicho, alto y claro que nuestro expediente ya ha vuelto de París, y que ¡hoy mismo sale hacia Etiopía! ¡¡¡No nos lo podíamos creer!!!
Si hoy sale hacia Addis, y suponemos que tarda tres días en llegar, a partir de la semana que viene ¡¡Sulayman puede llegar en cualquier momento!! En cualquier momento, pero la media de espera está en 6 meses, así que... puede que sea un momento corto, o no tan corto, en todo caso ya es un paso más y ¡éste sí que es casi el último!

Salud,
Nür

Anoche se celebraba la nochevieja etíope... así que hoy es año nuevo. ¡Feliz 2001!

10/9/08

Un hermoso ratón blanco

Éste es el título de uno de los cuentos que espera a Sulayman en su habitación. Es parte de una colección de cuentos clásicos del mundo, y éste, precisamente, es el cuento de Etiopía.
Ayer conocimos en persona a nuestro gran amigo Josep, que nos sorprendió con un par de grandes regalos: Un cd de música al que tituló Piano Nür's Edition y que desde esta mañana nada más levantarme, que lo he puesto en el equipo de música, no ha parado de sonar. ¡Qué cantidad de piezas! (ahora mismo va por el álbum 8, pista 99) Todas ellas increíblemente buenas y alucinantes. Vamos, que llevo todo el día con la piel de gallina.
El otro regalo, ¿pura casualidad?, es un precioso ratón blanco del que me enamoré nada más verlo. Es tan grande, tan blandito, tan chulo, que quise llevármelo a cenar, pero convenimos que era mejor dejarlo en el coche, por si en el restaurante no aceptaban animales.


Nuestro hermoso ratón blanco

Un hermoso ratón blanco cuenta la historia de una familia de ratones negros, que tienen, entre sus muchos hijos, uno de color blanco. La familia se extraña mucho, pero el abuelo, que es el más sabio de todos dice que es un ratón muy bonito y que todos debían estar contentos de tenerle. Conforme va creciendo, Zip, que así se llama, se hace cada vez más guapo y además toca música y canta muy bien. Y llega el día en que tiene que encontrar una novia para formar su propia familia, pero el abuelo no quiere que su nieto tenga una mujer cualquiera, así que se ponen a buscar como locos con el único fin de encontrar a alguien que valiera la pena para Zip. Y preguntan a los dioses, pero éstos no saben de ninguna ratoncita que les sirva. Y preguntan al viento, pero tampoco conoce a ninguna. Y preguntan a la montaña. Y ésta les dice que en el único lugar que pueden encontrar una novia para Zip es en una familia de ratones (obvio también, por otro lado), y allá que se van, y encuentran, en una familia vecina a la suya, una ratoncita blanca preciosa, y deciden que es la mejor novia que podrían encontrar para Zip, así que se casan.

La moraleja de la historia es que a veces nos empecinamos en complicar las cosas, cuando realmente son sencillas. Los ratones se vuelven locos buscando una novia para Zip, y resulta que la tienen a escasos metros de su madriguera.

Lo que no consigo entender es porqué el ratón blanco ha de casarse con una ratona blanca, igual se me escapa algo, pero no me gustaría darle a entender a Sulayman que los blancos con los blancos y los negros con los negros, porque entonces todo el esfuerzo que hayamos hecho con él para que no se sienta diferente; para que se acepte como es, para que se haga fuerte y demuestre lo que vale a pesar de su color de piel, ¡se irá al traste!.

Salud,
Nür

El hermoso ratón blanco tocando La Moral

Otra vez, ¡mil gracias Josep por los regalazos!

8/9/08

Quien dice una tarde...

... dice tres días.
Y ya estoy aquí, desde anoche. Y anoche deseé haberme quedado una noche más porque de pronto me sentí muy sola. No estaba sola, Noya y Tito no se despegaron de mi ni un segundo, ronroneándome y dándome cariñitos como ellos saben hacerlo. Supongo que tenían ganas de verme, pero sé que también captan cuando necesito mimos, y ayer los necesitaba y me los dieron con ganas.
Todo el día sin saber de Miq. Me estaba volviendo loca. Creo que mi estado fue "ausente" durante gran parte del día, sobre todo desde el momento en que me di cuenta de que Miq estaba corriendo un Ironman y yo no estaba allí. Hasta ayer simplemente pensaba que se había ido a Inglaterra, sin más, y yo podía soportarlo. Pero ayer me preocupé. Y me sentí mal por no estar.
Las horas parecían no pasar, me vine a casa a media mañana sólo por conectarme a internet y ver por dónde iba... había pasado el km 55 de la bici, pero no por el 120... y con el tiempo que llevaba me extrañó bastante. Y me preocupé. Cometí la estupidez de llevarme el portátil a casa de mi abu con la esperanza de encontrar una wi-fi a la que enchufarme un ratito, sólo para ver cómo iba, pero, claro, en un barrio donde la media de edad son 70 años ¡poco wi-fi encontré! Lo que hizo que me desesperara todavía un poco más.
Y llegaron las 5 y media de la tarde y pensé que ya habría terminado... y que en una hora o así me llamaría. Y llegaron las 6 y media y su móvil seguía apagado. Y llegaron las 7 y media. Y las ocho y media, y las nueve, ¡¡y me llamó!!
Dice que ha sido la carrera más dura que ha hecho jamás. 12h 13 minutos. Yo no digo que no, porque el perfil de la prueba es acojonante, pero imagino que el hecho de haber corrido un IM hace menos de dos meses también debe influir. Aún así lo que está claro es que es un auténtico maquinón y ¡me siento orgullosísima de él!

Salud,
Nür

¡Hoy es mi santo!

5/9/08

Otro más?

Mi triatlétido preferido ya va rumbo al aeropuerto a coger el avión que lo llevará a Sherborne (UK). Otro Ironman. Acaba de hacer el de Roth, y ya se va a hacer otro.
Creo que leyó lo que dije de que con Suly aquí será algo más complicado - al menos al principio - y decidió aprovechar antes! Y yo no se lo echo en cara porque si es lo que le gusta, que lo haga. Sé que debería acompañarlo porque a él le gusta verme allí y a mi me encanta verlo competir. Pero, francamente, no tenía muchas ganas de este viaje. Fue demasiado repentino. Sin pensar. Y no es que yo tenga que tenerlo todo planificado con mucho tiempo de antelación, simplemente que ya tenía en mente que Roth sería el último IM en un tiempo, y éste me descoloca. Así que se va, pero no solito (de ser así sí que me iría con él!!) y desde aquí, y aunque no me vaya a leer (¿o sí? ¿Te sigue llegando esto al móvil?) envío todo el ánimo que tengo, y todos los aplausos, y los gritos que suelo dar cuando lo veo pasar ante mí en una carrera.

Así que aprovechando mi estado de soltería... cojo los bártulos y me voy a pasar la tarde a casa de mi abuela, que en el pueblo están en fiestas, y aunque yo festera no soy mucho, cualquier excusa es buena para ir a ver a la abu y dejarme mimar un poquito!!

Salud,
Nür

PD: Vuelvo a estar de vacaciones!

2/9/08

Sep, sep, septiembre!

Septiembre va arrancando, poquito a poco. Tengo algunas expectativas para este mes que parece que no quiere llegar y que se presenta largo y lento, y es que parece que llevemos ya dos semanas en él y tan sólo estamos a día 2; será que he estado demasiado tiempo pensando "ahora mismo agosto ha terminado".

Nos pasamos el año diciendo que no hacemos más que trabajar. Que no tenemos casi vacaciones, que no hay fiestas de por medio, y, sin embargo, desde julio del año pasado, me estoy encontrando con más "parones" de los que imaginaba que existieran.
En julio del 2007 movimos la primera pieza de esta partida de ajedrez que es el viaje de la adopción. Primero movemos nosotros, luego mueve la administración. Luego nosotros, después Consellería. Más adelante nosotros... Hace tres meses, tres semanas y cuatro días que movimos nosotros por última vez, y con el verano de por medio, la partida se ha detenido. Ahora ha sido el verano, pero ya lo fue el agosto del 2007, y luego la Navidad, y la Semana Santa, y ahora otra vez el verano; y deseando que el próximo movimiento se realice rápido para que no pille de nuevo la Navidad...
Miq preguntó de nuevo, a mediados de agosto, y a pesar de mis esperanzas, el expediente ha pasado las vacaciones en Toledo y no en París. Seguimos dentro de los plazos. Ya nos dijeron que para octubre o noviembre llegaría a Etiopía, pero siempre hace ilusión pensar que puede que ocurra antes, ¿ o no?
Y mientras septiembre se decide a entrar, mientras todo va poco a poco poniéndose en movimiento, yo sigo aquí imaginando el día en que me encuentre con Sulayman y lo achuche entre mis brazos.

Salud,
Nür