------------------------------------------------------------------------------------------

30/6/08

Crisis

Ahora que está tan de moda la dichosa palabrita, no voy a ser menos y la voy a utilizar también; y es que estoy en crisis de lectura. No es que no tenga qué leer, pues tengo la manía de no comprar jamás un sólo libro, por lo que siempre tengo algunos (muchos - viva mi aficción a comprar libros!) sin empezar, lo que ocurre es que después del último que me he leído, me da miedo empezar cualquier otro porque dudo que me vaya a gustar tanto; y es que Tenemos que hablar de Kevin, de Lionel Shriver, ha dejado el listón muy, pero que muy alto.

Hacía tiempo que un libro no me fascinaba tanto; no sé si por la forma en qué está escrito o por la temática; es un libro diferente, sin duda. Diferente a TODO lo que he leído en mi vida. Rompedor.
Ya digo, que lo único que tengo claro es que cualquier otro libro lo va a tener difícil para cautivarme tanto.

¿Alguna sugerencia?

Salud,
Nür

27/6/08

Siete horas y media...

... y estaré de V A C A C I O N E S ! ! !

Salud!
Nür

24/6/08

La noche de San Juan

Feliz día de San Juan a todos, y en especial a los juanes y juanas. No suelo ser muy afín al santoral, y casi nunca felicito a nadie en el día de su santo, pero este año quería felicitar públicamente en este día a todos los juanes y juanas de mi vida:

A mi abuelo, al que no podré felicitar en persona nunca más;
A mi padre, que en toda la mañana no ha encendido el móvil!;
A mis tíos Juan Manuel y Juana María, que justo hoy están de camino a Rusia para conocer a sus churumbeles - feliz cumple tambíen, tita!;
A Jon, de Ondarribia, que a pesar del tiempo no se olvida de mi;
A Joan, que ha vuelto;
A Juan López, de Valencia, que siempre se muestra encantador conmigo y al que tengo un cariño especial;
A Juan López, de Monóvar, que va a aumentar el número de socios del Tribilaire (gran parte del mérito lo tiene su mujer, eh?);
A los que se me olviden, aunque creo que no hay;
y a todos los que paseis por aquí y que dadas las circunstancias "anonimales" de este mundillo, me sea imposible saber que vuestro verdadero nombre es merecedor de felicitación en el día de hoy.

Feliz comienzo del verano a todos!!!

Salud,
Nür

21/6/08

Cinco años

Esta noche hace ya cinco años desde aquél día en que Miq me llevó a cenar...

- ¿Te gustan los sándwiches de pisos? - me preguntó.
- ¿De cuántos? - dije yo.
- De tres.
- Entonces sí!
- Pués prepárate, que en veinte minutos paso a por ti

Cinco años ya desde que comparto mi vida con la persona más maravillosa del mundo, con la que mejor me entiende, con la que mejor me llevo... con el amor de mi vida.
Y dentro de semana y media hará 5 años que vivimos juntos... ¿demasiado deprisa? No sé, yo no lo creo... ¿con qué baremos se mide eso? ¿Acaso no llevamos cinco años siendo una pareja, a nuestra manera, perfecta?...

Salud,
Nür

PD: FICIDADES bombón!

16/6/08

Mal día

Tengo pocos amigos, y menos amigas todavía. Conforme van pasando los años el número se va reduciendo. Aumenta, eso sí, el de las relaciones sociales. Tengo más conocidos; más compañeros de trabajo; más gente a la que saludar cuando salgo a la calle.
Soy una persona un tanto difícil y lo sé. Soy consciente de ello desde bien temprana edad: Primero porque nunca me fue fácil conocer nueva gente - demasiado tímida-; ahora porque es difícil entrarme por el ojo. Tiendo a pensar que caigo mal a todo el mundo lo que, irremediablemente, hace que desconfíe de toda persona nueva en mi vida. Yo lo llamo "presunción de malcaer": Todo el mundo me cae mal hasta que demuestra que me puede caer bien.
Sé que no es una forma agradable de ver a los demás, pero no lo puedo evitar. Sin embargo, y a mi favor, diré que es fácil caerme bien, por lo que dicha presunción dura, en general, poco tiempo. No me pasa lo mismo cuando buceo por la red. En este mundillo todo el mundo me parece majo desde el principio, aunque algunos - no muchos - terminen por no gustarme demasiado.
No sé qué es lo que hace diferente un plano (real) del otro (virtual) pero es así.

No voy a hablar de amigos y de quienes lo son y quienes no, pues es un tema demasiado mascado y exprimido ya, y, francamente, hace tiempo que no pienso en ello. Hace tiempo que me di cuenta que con mis pocos amigos, y menos amigas, soy plenamente feliz.
Y no era mi intención escribir toda esta parrafada. Ha salido sola, sin más, nada más colocarme aquí delante.

He tenido un día fatal hoy, emocionalmente. Soy un tanto gilipollas (lo importante es reconocerlo) y algo que no debería afectarme lo más mínimo me está carcomiendo por dentro. No voy a contar nada, pues ya me dijo un amigo hace tiempo que "lo que no quieras que se sepa, ni lo pienses". Y, como quiera que sea que recientemente he descubierto que internet es un lugar bastante pequeño, no tentaré a la suerte.

No es un gran día. De verdad que siento escribir esta basura.
Salud,
Nür

12/6/08

En obras

Hace unos días que quiero encontrar un rato para sentarme aquí, delante de la pantalla, y dejar que mis dedos escriban algo, pero con el lío que he tenido montado en casa ha sido imposible.
Y no es que haya sido un lío muy gordo, simplemente es que ha sido un lío de albañiles… y cuando una mete albañiles en casa ya se sabe: se arma una que pa qué, por pequeña que sea la reforma.

Hablando con una amiga sobre la espera, sobre lo complicado que es hacer planes sin saber en qué momento llegará Sulayman, ésta me dijo que ahora, antes de que llegara, es cuando tengo un montón de cosas que hacer; que es ahora cuando he de aprovechar para hacer todo lo que quiera en casa, pues una vez llegue, será más complicado. Y, como por arte de magia fue decirme eso, y tocar el albañil al timbre.
Lo único que hemos hecho ha sido tirar un trozo de pared y ponerla de pavés con el fin de darle luz al recibidor porque no es justo que teniendo un piso todo exterior y extremadamente luminoso, la entrada estuviera siempre a oscuras. Así, y aunque la pared que hemos cambiado es la de nuestra habitación – no se suele poner una pared de pavés en una habitación por el tema de la intimidad, y tal – el resultado ha sido magnífico. La de luz que tenemos ahora, oyes! Y en cuanto a la intimidad, no hay problema, primera y principal porque somos sólo dos en casa y compartimos nuestros momentos íntimos (al menos eso creo!); y segunda porque el pavés no es transparente, sino translúcido y los gatos, por más que se asomen, no ven nada de nada – como si eso importara!
Ayer por fin terminó la tortura. Dos días sólo y he terminado hasta las narices! He decidido que no vuelvo a meter albañiles en casa ni loca, y que me quedo con la cocina y los baños que tengo de por vida. Y si no de por vida, al menos hasta que se me olvide el follón de estos días.
Lo mejor de la reforma es que me pegué una panzada a limpiar que ni antes de la visita domiciliaria; y digo que fue lo mejor porque ya se sabe: la que es así, es y punto.
Salud,
Nür

5/6/08

El jardín de las mujeres

Cuando empecé a leer el libro que viaja conmigo en el bolso últimamente, no pensé que lo acabaría. Tras las cuatro primeras páginas pensé que era un aburrimiento absoluto, y que no me apetecía perder el tiempo con él.
Si un libro no me cautiva en 20 páginas lo dejo. No me sabe mal. Puede que al cabo de un tiempo, quizá unos meses, o unos años incluso, lo vuelva a coger y entonces sí que me apetezca; o puede que jamás de los jamases quiera leerlo, y se quede en la estantería, cerrado, para siempre.
Como sólo llevaba cuatro páginas cuando me cansé, decidí darle una oportunidad, al menos, para no ser imparcial, hasta la página veinte. Y aquí estoy, enganchada a él, y sintiendo no tener más tiempo para dedicarle.
He encontrado una plaza cerca de la oficina - no es que no supiera que existía, simplemente que no había caído en ella - en la que hay cuatro banquitos soleados a la hora en que suelo salir a almorzar. Así que en ella me paso la media hora de almuerzo cada mañana. La plaza, el banco, el sol, mi zumo, mi libro, y yo.
Ayer leí un fragmento que me encantó, y que paso a transcribir.

"(...) Así fue como aprendimos. Sostuve el tenedor boca abajo y apilé sobre él la comida (...).
Fue la primera vez que vi cómo los europeos optan a menudo por hacer las cosas de la manera más complicada. Las monjas preferían llevar los libros bajo el brazo y no sobre la cabeza, de modo que siempre teníamos que correr delante de ellas para abrirles las puertas. Una vez, en la ciudad, vi a una blanca que empujaba un carrito con su bebé dentro. Sudaba y echaba pestes, las ruedas no dejaban de tropezar con raíces y baches (...) Y las otras mujeres, con sus hijos en la espalda, se pararon a observarla.
(...) Sor Eadie dijo que los niños crecen con las piernas arqueadas cuando se llevan a la espalda. Pero jamás creí que eso fuera cierto, porque yo las tenía rectas."


El jardín de las mujeres Aminatta Forna
(Extracto de Mariama, 1942 "Kassila, el dios del mar")
Salud,
Nür

2/6/08

Internet es un pichín

Esto de los blogs es algo curioso. El mundillo de internet en general lo es, pero lo de los blogs se lleva la palma. Me viene a la mente el dicho de "el mundo es un pañuelo"... y digo yo, si se atreven a decir eso del mundo con todo lo grande que es qué no dirán de internet, que, por mucho que parezca no es ni de lejos tan enorme. Y esto viene a que el otro día busqué algo en google. No recuerdo qué, la verdad, y me da rabia porque podría demostrarlo. El caso es que entre los resultados me llamó la atención uno que venía de un blog, y que nada tenía que ver con lo que yo andaba buscando. No me identifiqué con aquel blog, y ni siquiera me cautivó tanto como para prometer volver a él, sin embargo pasé cerca de 40 minutos ojeando y leyendo lo que en él se escribía - tanto por parte del autor como de los lectores en sus comentarios - y cuál fue mi sorpresa, cuando, entre los comentarios, leo el nombre de alguien que ya me había parecido leer antes (un nombre lo suficientemente extraño como para que sean dos personas con el mismo nick). Me picó la curiosidad y entré en ese blog, para, entre otras cosas, quedarme con su título. Acto seguido entré en mi blog y abrí todos los blogs de mi sección "leo casi a diario" buscando aquél en el que encontrara un comentario de esa misma persona... y lo encontré! Efectivamente, era la misma persona posteando en dos blogs totalmente diferentes en cuanto a temática - que no digo que no sea normal - y no había vínculo alguno entre ellos. Y digo esto de que no había vínculo ninguno porque otra historia bien diferente es ir saltando de "recomendados" en "recomendados".. que aunque se suele encontrar a alguien nuevo, la mayor parte de las veces ves siempre las mismas caras.

Así que... ya lo digo yo, que internet es un pichín!

Salud,
Nür