------------------------------------------------------------------------------------------

29/9/09

Esperando el desenlace...

... y no de nada referente a Suly, me temo.
No tengo tiempo ni para pensar en ello, tanto es así que estamos a 29, y acabo de caer en la cuenta de que septiembre toca a su fin.
Está bien tener cosas en que pensar que nos despeguen un poco del tema churumbel, pero no estas cosas, joder, no estas cosas.

Salud,
Nür

21/9/09

¡Pumba!

No es un buen momento. La vida parece que se empeña en darme pescozones cada cierto tiempo, y digo yo que será para mantenerme alerta, no sé.

El padre de mi madre (mi abuelo) está malito. Lleva ya más de dos semanas muy, muy malito, y está ingresado en el hospital.
Tiene 86 años y la única solución a su problema es una intervención quirúrjica que nadie se atreve a decir que saldrá bien. Pero bueno, hasta que no llegue el momento, mejor no pensar demasiado y no adelantar acontecimientos, ¿no os parece?
¡Pues eso es lo que hago!, pensar en otras cosas e ir pasando el tiempo de la mejor manera posible.

Salud,
Nür

16/9/09

Pasó el ecuador

Ya ha pasado el ecuador de este mes que se presenta bien, aunque las buenas noticias que imaginaba comenzarían a llover a cántaros al comenzarlo, se estén haciendo esperar. Pero llueve a cántaros, literalmente, y como me encantan las tormentas y estos días de lluvias vienen acompañadísimos de truenos y "relampampijos", no me quejo. Me paso las tardes mirando por la ventana viendo el agua caer y correr calle abajo - si tuviera una buena bolsa de pipas sería el colmo del bienestar.
Pero no tengo bolsa de pipas, así que veo llover sin estar picoteando; y tampoco tengo buenas noticias todavía, así que va pasando el mes y ya tengo el corazón arrugadito de empezar cada día con tanta ilusión y terminarlo algo decepcionada.

Si soy sincera confesaré que jamás, jamás de los jamases, cuando en septiembre del año pasado nos dijeron que tardaríamos un año, llegué a creérmelo. Y parece que hice bien, ¿eh? porque el pasado viernes nuestro expediente cumplió un añito en Etiopía. Allí, lejos de nosotros pero cerca de nuestro Suly.

¡Pero que no decaiga! Sigo feliz y pendiente, eso sí - cosa que me da rabia porque lo tenía superado - del teléfono 24 horas al día (aún a sabiendas que sólo pueden llamarme de 8 a 15h).

Espero, confío, deseo, quiero poder llenar este blog de más alegría, si cabe, dando buenas noticias muy pronto.

Salud,
Nür

PD: creo que se ha malentendido... o mejor dicho no lo he explicado bien, cuando digo "jamás de los jamases llegué a creérmelo" me refiero a que siempre pensé que sería mucho antes, jejejej. Así que el resto del párrafo es ironía. Pero happy, happy!

10/9/09

Inventario III

Como no estoy muy inspirada y acabo de caer en la cuenta que llevo demasiado tiempo sin actualizar, he decidido fotografiar algunas más de las cosas que, impacientes, esperan a su dueño o dueña en casa; vamos, que esperan la llegada de Suly para que las disfrute, muerda, destroce y haga lo que sea menester, que para eso son suyas, y de nadie más.

DSC02766

La entidad en la que trabajo regalaba, hace un tiempo y por abrir una cuenta a un recién nacido, una capa de baño (naranja). Como terminó la campaña y quedaron en la oficina unas cuantas capas sin dueño, no tardé nada en agenciarme una para el churumbel. La verde la compró Miq en un ataque de “necesito a mi peque en casa ya”, igual que el kit de Nenuco con un colonia, gel y un libro para la bañera ¡Qué ganas de abrirlo!.DSC02768

En casa de mis papis, y creo que fue obra de Papa Noel, apareció este “pongotodo”, que aunque según el texto y el dibujo del mismo, es para la ropa sucia, nosotros utilizaremos para guardar juguetes. Por supuesto, con gatos. La foto está algo borrosa, pero es la única que le hice en la que pillé a Noya curioseando.IMG_1131

La tata M.Hermi, en su afán por comprar cositas al sobrino que está por venir, nos deleitó con un juego de tarjetones en blanco y negro y en colores para estimular la vista del pequeño Suly y una chichonera para la cuna de la misma colección. ¡Una verdadera cucada!. La marioneta leónida es un regalito de mi madre, que según dice vio y no pudo resistirse a comprar; y al fondo la bandeja Table Top de Stokke para aprender comiendo.IMG_1126

¡Y más cositas! Un par de pechitos la mar de originales, uno por haberlo bordado yo misma ayer; y el otro por ser un regalito de Miq para Suly. El gorrito lo compramos en NYC después del berrinche de principios de año. Y las perchitas y los cubiertos (con portacubiertos) son de las cositas que compramos de vez en cuando para mantener viva la chispa de este desesperante camino.IMG_1124

Y para no aburriros más, por último os enseño algunas de las sábanas que ya tenemos para la cama. Las de la izquierda son un regalo de los reyes en casa de nuestros amigos Soni y Ximo (y Marina); y el resto las hemos comprado en rebajas (¡que están baratísimas, oyes! ¡Y son fundas nórdicas!). Las grises de gatitos el año pasado, y las verdes de ranas hace un par de semanas. ¿Se nota que me encantan las sábanas? Debería hacer un post al respecto porque lo mío es pura afición y tengo tantos, y tantos juegos, que en una temporada no los pongo todos.

Ale, y por hoy ya está bien. Otro día más y algún otro día, también, el inventario de libros, que prometí hace un tiempo – no se me olvida.

Salud,
Nür

1/9/09

Septiembre huele a nuevo

Sé que estoy pesadita con el tema, pero es que nadie puede ni tan siquiera imaginar las ganas que tenía de que llegara este mes. En enero nos dieron el jarrazo de agua fría, y desde entonces hemos pasado momentos de todos: buenos, muy buenos, malos y peores. Y sé que todas las fechas son orientativas, pero ahora estoy aquí arribota y dispuesta a quedarme para siempre, sea o no sea septiembre El Mes – aunque me gustaría y espero, deseo, necesito, que lo sea, ¡claro!.

Para empezar con energías renovadas, a partir del jueves empiezo mis últimos días de vacaciones del año. Sí, sí, sí, que nunca vienen mal unos días tras el verano; ya son varios años dividiéndome las vacaciones de la misma manera ¡y son una gozada!, pues cuando parece que todo vuelve la rutina, que entra el frío, que llegan las tardes metida en casa… ¡Nür tiene una semana de vacaciones! Y digo “parece” porque mi rutina es la misma desde mediados de julio, porque el frío ni siquiera asoma, y porque desde que empecé a aplicar mis propósitos no hay tarde que no salga de casa a hacer lo que sea.

Además, estoy muy, muy contenta porque tras las vacaciones (y la baja dichosa) decidí cambiar mi modus operandi en la oficina, y aunque parecía imposible que pudiera terminar con todo el trabajo acumulado en aquellos dos meses, a día de hoy puedo decir que ¡TENGO LA MESA LIMPIA! – hoy, justamente, he enviado el último expediente - ¡No me lo puedo creer! Es la primera vez en todos mis años en esta oficina que me puedo ir de vacaciones, o de baja o de lo que sea sabiendo que no he dejado absolutamente NADA a medias.
Con este nuevo modus no sólo garantizo que ninguna operación se demora más de la cuenta; no sólo lo tengo todo bajo control; no sólo vivo mucho más relajada, sino que además, sé y sabré de sobra, siempre que vuelva a la oficina (tras vacas o lo que sea) que todo lo que haya encima de la mesa, es de quién allí haya estado sentado, sin ningún lugar a dudas.

Ains, ¡qué bien me siento! Llegó septiembre, llegan mis vacaciones, y puedo y podré dormir con la conciencia bien tranquila.

Salud,
Nür